Berazategui: se suicidó un comisario investigado por un secuestro extorsivo

Se trata de Mauricio Christian Dadín, jefe policial del municipio bonaerense. Se disparó antes de ser esposado.
Berazategui
Créditos: Berazategui
Por: #BorderPeriodismo

El comisario bonaerense, Mauricio Christian Dadín, se quitó la vida en su propio despacho, luego de que otros oficiales, que se encontraban detenidos, lo involucraran en una causa por secuestro extorsivo. El hecho está siendo investigado por la Justicia Federal porteña.

Leé también: Encuesta nacional: Ningún político tiene mayor imagen positiva que negativa

Dadín era el jefe de la Policía Local de Berazategui y se suicidó de un disparo en la cabeza. La decisión la tomó minutos antes de que se procediera a realizar su detención, que fue ordenada por Asuntos Internos. Fabián Rodríguez y Gastón Solís, dos oficiales de la dependencia, mencionaron al comisario en la investigación de la causa, dejándolo como uno de los principales responsables.

Asuntos Internos llegó a la comisaría de Berazategui y segundos antes de ingresar al despacho de Dadín, este desenfundó su arma reglamentaria y comenzó a apuntarse en la cabeza. Los presentes quedaron en shock y comenzaron a pedirle que la bajara, que solo iban a solicitarle una declaración. Acto seguido, el hombre gatilló, el disparo no salió, pero el comisario volvió a intentarlo y terminó con su vida.

  Detuvieron a una diputada afín a Juan Grabois, por intentar frenar una violenta operación policial

LA CAUSA EN LA QUE SE INVESTIGABA AL COMISARIO

En la causa, que ya cuenta con dos agentes detenidos, se investiga la extorsión a un narcotraficante peruano, a quien le habrían quitado más de cuatro mil dólares en la UPPL de Berazategui, en el marco de un falso secuestro realizado -presuntamente- por los efectivos.

Leé también: Santa Fe: los alumnos ya no deberán rendir exámenes para pasar de año

Los hechos en cuestión sucedieron en el 2021, cuando el hombre salía de su vivienda, en el barrio porteño de Montserrat. El mismo fue interceptado por varios uniformados, quienes le informaron que tenían una orden de allanamiento expedida por un juzgado local. Así, lograron ingresar al lugar y procedieron a esposarlo.

«Me sacaron el celular y empezaron a llamar a mis contactos porque querían 20 mil dólares para soltarme», denunció el hombre, que luego fue subido a una camioneta. Aunque no supo el destino al que fue llevado, lo mantuvieron detenido durante más tres horas, en lo que habría sido un cuarto de la DDI de Berazategui.

  El Servicio Penitenciario aseguró que el uso de celulares en la cárcel hizo bajar el delito

Después de las amenazas a varios familiares y amigos emitidas por el personal policial, el hombre fue liberado en el barrio de Pompeya, luego de que un pariente abonara la suma de 4 mil dólares. Después de realizada la denuncia, se abrió una causa caratulada como «secuestro extorsivo» y quedó en manos del Juzgado Nacional Criminal Correccional Federal N°5, en manos del Dr. Federico

 

Además:

El Gobierno confirmó un aumento a todas las jubilaciones

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal