Denunciaron una vez más al femicida Fabián Tablado: ¿Puede un psicópata recuperarse?

Los vecinos de la casa que compartía el femicida con su novia en Bell Ville, Córdoba, alertaron a la policía por violencia de género. La opinión de un psiquiatra.
Tablado
Créditos: Tablado
Por: #BorderPeriodismo

Este lunes se conoció una nueva denuncia de violencia de género contra Fabián Tablado, el femicida que mató a su ex pareja de 113 puñaladas en 1996. “Un psicópata no se cura, nace y muere psicópata”, afirmó el padre de Carolina Aló, la mujer asesinada hace veintiséis años que conmocionó al país. Más de dos décadas y media después, Tablado vuelve a estar en el centro de atención.

El viernes pasado el femicida fue denunciado una vez más por violencia de género en Bell Ville, provincia de Córdoba. Los vecinos de la cuadra donde vivía Tablado escucharon “fuertes discusiones” y “gritos”, por lo que decidieron informar al personal policial con datos precisos sobre la vivienda donde residía Tablado.

Leé también: Génesis de un femicida: ¿cómo y por qué un hombre se convierte en asesino?

Al arribar el patrullero, el personal fue atendido por la dueña de la casa, quien declaró que “sí habían discutido” con Tablado, pero negando “una situación de violencia”. Además, la mujer comentó que “las peleas son frecuentes” porque siguen “viviendo juntos pese a que están separados”. Según pudo saber Infobae a través de las fuentes policiales, Tablado “no hace nada de su vida y eso genera roces”.

  Un hombre prendió fuego al amante de su esposa delante de ella

La chica aseguró a las autoridades que Tablado se mudaría el 8 de agosto de su casa, pero la fiscalía interviniente decidió, a través del asesoramiento psicológico, excluir al asesino de la vivienda en la que se encuentra hoy y trasladarlo a un hotel como precaución. Además, el Juzgado de Niñez, Juventud, Violencia Familia y de Género de Bell Ville restringió el acercamiento de Tablado a la joven y le asignó custodia policial a la misma.

Semanas antes, Tablado había solicitado el cambio de domicilio a San Clemente del Tuyú, donde se encuentra su familia: “En esa localidad, con la ayuda de mis padres, podré desarrollarme y continuar reinsertándome socialmente con expectativas laborales, ya que con la colocación de la pulsera electrónica que aún llevo colocada, se hace difícil mi independencia económica y reinserción laboral”, esbozó su solicitud.

Por su parte, Edgardo Aló, padre de Carolina, la chica asesinada en el año 96, afirmó que no le sorprende lo sucedido y dijo que “era cuestión de tiempo” para que pase algo así nuevamente. “Espero que esto concientice a los jueces. Un psicópata no se cura. Nace y muere psicópata”, aseveró.

Leé también: Brasil: Un anestesista violó a una mujer sedada mientras daba a luz

En 1998, Tablado fue condenado a 24 años de prisión, pero el 28 de febrero de 2020 obtuvo la libertad anticipada. Mientras se encontraba preso, sumó una segunda condena por amenazar a su ex mujer -con quien se casó en la cárcel-. Con esto, se unificó la causa con la primera condena, formándose una pena única de 26 años, la cual fue acortada por el beneficio de la Ley del “2×1″.

  Más allá de la selfie, ¿algún candidato se va a ocupar de que haya #NiUnaMenos?

Finalmente, al obtener su libertad, Tablado violó la perimetral con sus hijas mellizas y con Edgardo Aló, lo que lo llevó un año más a la cárcel hasta diciembre de 2021. Ahora, meses después de su nueva libertad, el femicida vuelve a incurrir en un delito de violencia de género.

¿UN PSICÓPATA SE RECUPERA? LA OPINIÓN DE UN PROFESIONAL

#BORDER dialogó con Rafael Herrera Milano, un perito psiquiatra forense y profesor universitario, que analiza el accionar de este tipo de personas, participando como perito de la querella de los casos de Fernando Farre, Pepo Castiñeiras y Beccar Varela.

“Según la clasificación clásica de la psiquiatría alemana se reconocen diez subtipos distintos de personalidades psicopáticas. Es primordial señalar que la psicopatía no distingue sexo ni edad, que es diferente presentar rasgos psicopáticos a ser un psicópata, ya que el primero de los casos no posee la contundencia necesaria para revestir el grado de riesgo cierto para la sociedad”, señaló Milano.

  El colmo: todavía no hay estadísticas oficiales de violencia de género

Leé también: Alperovich fue procesado por abusar sexualmente de su sobrina en 6 ocasiones

“Por otra parte, es preciso aclarar que existen diversos grados de psicopatía, algunos más graves que otros. Como característica cardinal, presentan embotamiento afectivo. Carecen de compasión, de vergüenza, de arrepentimiento y de conciencia moral. Conocen a la perfección las normas morales, pero no las sienten”, destacó.

“Y es por ello que tampoco subordinan su conducta a las leyes. Respecto a esta recuperación o reinserción social, dependerá del tipo de psicopatía que se trate. Y es claro y está demostrado que hay casos irrecuperables que no pueden convivir con la sociedad, ya que en sus engramas cerebrales está incrustada una conducta repetitiva e irrefrenable de dañar a quienes los rodean”, sentenció.

 

Además:

Un cura y un portero fueron condenados a 15 años de prisión por abusos en un jardín de infantes de San Pedro

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal