«Deme de comer, presidente»: el desopilante diálogo entre una diputada de Juntos por el Cambio y Sergio Massa por la nueva modalidad del voto en la Cámara

La legisladora Victoria Morales Gorleri confesó tener problemas para emitir su sufragio a través del renovado sistema. El titular del cuerpo le respondió con un consejo que no convenció a la dirigente.
Por: #BorderPeriodismo

En la primera sesión especial del período ordinario de prórroga, solicitado por Máximo Kirchner y otros legisladores para aprobar la ley de presupuesto 2022 que envió el oficialismo, se implementó un nuevo sistema de voto. Ahora, cada banca tiene un sistema sensor que detecta la presencia del legislador en su silla. Sin embargo, el nuevo sistema tiene una limitación: solo registra pesos mayores a los 50 kilos.

¿Cómo acompañar a los niños y adolescentes en esta nueva fase de la pandemia?

En algunos casos, se registraron problemas en las legisladoras cuyos cuerpos pesan menos que ese registro. A raíz de esta modificación, el titular de la Cámara de Diputados Sergio Massa y la diputada de Juntos por el Cambio Victoria Morales Gorleri protagonizaron un desopilante diálogo que rápidamente se volvió viral en las redes sociales.

«He tenido inconvenientes durante toda la sesión, porque apenas me muevo se desloguea y no estoy pudiendo votar por ese motivo. Sin levantarme. No puedo en este momento», le indicó Gorleri al presidente de la Cámara baja. Entre risas, Massa le respondió y le explicó cómo solucionar su problema : «Le voy a proponer lo mismo que a la diputada (Paula) Penacca, porque la banca registra desde 50 kilos para arriba. La diputada Penacca tiene el mismo problema que usted«, le indicó el exjefe de Gabinete a la legisladora porteña en relación al peso de ambas diputadas.

El comentario de Massa despertó las risas de los legisladores y de la propia Gorleri, quien le respondió con un sugestivo mensaje en broma: «Deme de comer un poquito más, presidente«. Incómodo, Massa replicó: «Ponga un libro por ahora, diputada«. Este cruce generó comentarios de todo tipo en redes sociales, donde el video se diseminó con alta velocidad.

  Parrilli en #BORDER: "Macri está encendiendo la mecha para que le explote una bomba a Alberto F en el inicio de su mandato"

La sesión

El oficialismo de la Cámara de Diputados busca consensos para aprobar el proyecto de Presupuesto 2022, que se comenzó a debatir por en el plenario del cuerpo y que se estima será votado en las primeras horas de la mañana de este viernes, con resultado aún incierto.

El interbloque Juntos por el Cambio (116 miembros); el Federal (8); los denominados libertarios (4) y la Izquierda (4) ya anticiparon públicamente sus rechazos al proyecto, más allá de que Frente de Todos atendió algunas de sus demandas en pos de un acuerdo.

En esta primera votación no consensuada de la nueva integración de la Cámara, la oposición mostró su poderío y se impuso por 130 a 116 al oficialismo; hecho que marcó el panorama en las conversaciones y negociaciones que se dieron en la jornada.

Antes de abordar el debate del proyecto de Presupuesto, la sesión trató también una serie de homenajes y se le tomó juramento a una decena de diputados que no lo habían hecho la semana pasada en la sesión preparatoria.

También se decidió pasar a un cuarto intermedio de dos horas (entre las 16 y las 18) para intentar acercar posiciones entre oficialistas y opositores antes de dar por iniciado el tratamiento del proyecto.

  El countdown electoral agita a Buenos Aires

En el inicio del debate, el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller (Frente de Todos) señaló que el proyecto «está pensado desde la necesidad de cuidar a la Argentina, pero cuidando a los argentinos» y que en caso de que la oposición rechace la iniciativa, significaría «una derrota para el país»

«Este proyecto está pensado desde la necesidad de cuidar a la Argentina, pero cuidando a los argentinos; porque no hay estabilización posible si no hay una recuperación de la actividad económica. Si eso fuera posible, sería a costa de un elevadísimo costo social», remarcó el legislador oficialista al informar sobre el dictamen de mayoría.

El diputado oficialista remarcó: «Vengo a pedir que este Congreso entienda que sería un grave problema que tuviéramos una situación donde la controversia nos impida tener un Presupuesto, y que esto se tradujera en tener, no una victoria de la oposición sobre el oficialismo, sino una derrota para el país, que se quedaría sin una herramienta fundamental para cumplir mejor con el objetivo que tenemos planteado».

En nombre del bloque Evolución radical-Juntos por el Cambio, el economista Martín Tetaz, señaló: «No tenemos problemas con que haya una estimación que no se cumpla, porque nadie tiene la bola de cristal y es cierto que en una economía volátil como la argentina, cualquier estimación tiene un margen de error más grande. Es una tarea difícil saber cuál va a ser la evolución de las principales variables. Pero queremos algún asidero con los datos de la realidad».

  Fin de la Escribanía: sólo 9 de las 27 leyes sancionadas en el Congreso fueron propuestas del Ejecutivo

Desde el PRO, el vicepresidente de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina, argumentó: «La principal discrepancia que tenemos con el oficialismo respecto a este presupuesto tiene que ver con el contexto macroeconómico en el cual se encuentra la Argentina».

«Las reservas están en franca caída, y todo esto se da en una situación social desesperante y con un Gobierno que sacó un 32% de los votos. Presentaron un proyecto idílico en donde todo sale bien el próximo año, donde todas las correcciones no tienen ningún impacto, me parece un poco irreal o ficticio para encarar una discusión sería el presupuesto», completó.

Por el Frente de Izquierda, Romina del Plá, sentenció: «Votaremos en contra de un presupuesto dictado desde Washington, redactado por el ministro traído de Columbia y destinado a poner a la Argentina en la ruta de una década de ajuste, estancamiento económico y empobrecimiento».

En tanto, Javier Milei, de Avanza Libertad, expuso los motivos de su rechazo: «El presupuesto es una montaña de inconsistencias, ello más allá de hacerlo absolutamente invotable, es una falta de respeto para todos los argentinos y obviamente es el camino a una nueva crisis».

Pasadas las 22.30, aún restaban casi 120 oradores de cinco minutos cada uno, por lo que, de no achicarse la lista, se prevén unas diez horas más de discursos, como paso previo a la votación.

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal