El reclamo del abuelo de Lucio Dupuy: «Ni organismos de derechos humanos, ni el Estado nos preguntaron cómo estamos»

A dos semanas de la sentencia final, Ramón Dupuy cuestionó a las organizaciones de DDHH, al Gobierno y también a la jueza que le dio la tenencia de Lucio a sus asesinas: "es una inepta, lo condenó a muerte".
Lucio Dupuy
Créditos: Lucio Dupuy
Por: #BorderPeriodismo

Ramón Dupuy, abuelo paterno de Lucio, hizo un fuerte reclamo contra las organizaciones de derechos humanos y contra el Gobierno por «cajonear» la Ley Lucio que, -entre otras cosas- permitiría denunciar la violencia contra infantes de manera anónima. Según comentó Ramón, ningún dirigente político se comunicó con la familia tras el crimen de su nieto de apenas 5 años.

Leé también: La frase poco feliz del Presidente: «Algunos terminaron repartiendo pizzas, yo quiero que tengan un trabajo digno»

«Ningún colectivo, ni organismos de derechos humanos, ni el Estado nos preguntaron cómo estamos. Seguimos consternados, con el mismo dolor», manifestó el abuelo del niño brutalmente asesinado. Y apuntó contra la jueza Ana Clara Pérez Ballester que le cedió la custodia del menor a Magdalena Espósito, madre del menor: «Es inoperante y no tiene sentido común».

https://twitter.com/MWinazki/status/1615099491836649473?s=20&t=wlri1-21dlvKj7SR18PArg

Asimismo afirmó que las denuncias realizadas por las instituciones educativas y también el padre de Lucio, Cristián, fueron ignoradas por la policía e incluso por la jueza que, según Ramón, «no leyó el expediente y con su firma condenó a muerte a Lucio devolviéndoselo a su progenitora».

  Una madre golpeó a su bebé y le bajó un diente: "No pasa nada, es de leche"

«Acá hay una jueza inoperante. No tuvo sentido común, no trabajó. Sin mirar el expediente le chantó la firma y le revocó la tenencia que tenía mi hijo mayor y se lo devolvió a la progenitora. Con la firma esa en el expediente, sentenció la muerte de Lucio», expresó.

En esa misma entrevista, Ramón reveló varios datos de la vida de Lucio que aún no eran públicos: «Nos imaginábamos que Lucito podía estar vendiendo droga en la calle siendo muy pequeño, dentro de cuatro o cinco años. Sabíamos, y la jueza sabía, que la mamá consumía y vendía droga. La vida que llevaba era mala».

Según Ramón Dupuy, Valenti y Páez se drogaban públicamente en «las plazas de Santa Rosa (La Pampa) y realizaban fiestas clandestinas cuando estábamos en plena pandemia y no se podía hacer fiestas. Aun así, la jueza le devolvió a Lucito a la mamá. Y fue el desenlace fatal para él. La jueza es inepta, inoperante».

  "Me contó que había vomitado sangre, pero que estaba bien": el último día de clases de Lucio Dupuy

El 2 de febrero se conocerá la sentencia contra Magdalena Espósito Valenti, madre de Lucio, y Abigail Páez, su pareja. Ambas están acusadas de torturar, violar, y asesinar a golpes al menor de 5 años.

Según las pericias psicológicas realizadas al momento de detención de las acusadas, ambas coincidieron en que Lucio «interfería» en la relación, y mostraron un contundente rechazo por su condición de «varón».

En cuanto al Estado argentino, Ramón lamentó el olvido para con la muerte de su nieto y también la poca exposición mediática que se la da al caso: «Se hizo vista a un costado. La sociedad, lamentablemente, también. Nadie denunció el caso de Lucio. Las veces que entró hospitalizado, en la escuela tampoco se dieron cuenta. La policía que fue a golpearle la puerta a la casa y cómo estaba la música alta, se fue».

  Crimen de Lucio: este mediodía se dará la sentencia, qué condena se espera

Leé también: La oposición pidió denunciar a las «patotas sindicales» que controlan los precios

NUEVOS DETALLES DE LA AUTOPSIA DE LUCIO

Ramón Dupuy también habló de los detalles espeluznantes de la autopsia del menor y reveló cómo fueron las últimas horas de vida de Lucio: «En la autopsia presentaba un montón de cosas que todavía no se han dado a conocer. Pero Lucio muere por la semejante paliza que le pegaron, estropeándole todo el cuerpo. El suceso final fue que una de ellas estuvo parada sobre la espaldita de él hasta que le estallaron los pulmoncitos».

«Le cortaron sus genitales, le quebraron su cadera, le quebraron siete costillas, le quebraron una clavícula. Es horrendo lo que le hicieron a Lucio. Para mí ellas están muertas, no existen y por más cadena perpetua que les den, a mí a Lucito no me lo devuelve nadie», finalizó.

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal