Lo que nadie te contó de la MorenoCard

Por: María Julia Oliván @mjolivan

27-03 Pimpi Colombo

Se aprobó anoche y se va a comenzar a trabajar a partir del lunes próximo. La creación del nuevo plástico que generó el gobierno tiene un claro objetivo: es la moneda de cambio con la que se negoció el congelamiento de precios por 60 días más con los supermercadistas.

¿Por qué escribo esto?

Los supermercados le dijeron al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, ok, nosotros te mantenemos los precios congelados, pero resolveme el tema de las comisiones que nos cobran los bancos por las compras en cuotas.

Claro, el año pasado las entidades financieras realmente hicieron una diferencia enorme con las publicitadas superofertas de shoppings, comestibles y electrodomésticos y recaudaban por tres bocas a la vez.

Por un lado, con la captación de nuevos clientes, por otro con  las abultadas comisiones (3 por ciento) que le cobraban a los comercios y supermercados por el servicio de financiación que ofrecían y por último con CFT (el Costo Financiero Total) que pagaban los clientes por la refinanciaciónd e sus deudas y que llegaba a superar el 60 por ciento anual.

  Economista cercano a Milei presagió: "Esto termina mal"

Entonces, el gobierno razonó: le sacamos el negocio a los bancos y usamos esos fondos para paliar la inflación que se nos va de las manos.

Hoy en Wake Up, Delta, la subsecretaria de Defensa al Consumidor, María Lucía Pimpi Colombo, lo explicó super claro:  «podemos analizar autorizar las subas de precios a los proveedores pero esos aumentos no van a llegar al bolsillo del consumidor» (o sea que los precios van a aumentar pero esa diferencia la van a absorver los supermercadistas reduciendo su brecha de ganancia) porque lo que se ahorran en comisiones alcanza a los «720 millones de pesos». Y sólo así la ecuación cierra.

Por otro lado está el disponible de los consumidores que va a regresar al mercado: «por cada millón de clientes se van a ahorrar 1100 millones de pesos por año por los menores costos de financiación. La MorenoCard va a cobrar 22 por ciento de costo financiación anual» para esos puchos de saldos que uno nunca llega a cubrir del total de la tarjeta, agregó la funcionaria.

  Funcionarios de alto rango no podrán comprar dólares para ahorro

Eso va a permitir seguir manteniendo vivo el consumo que fue el motor del leve cremiento de la economía de 2012.

¿Capisce?

 

 

 

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal