Marina Charpentier: «A los hijos hay que enseñarles a frustrarse mientras están con vos»

En una charla abierta y profunda, la mamá de Chano, integrante del exitoso grupo Tan Biónica, analiza la situación de aquellas personas que padecen una adicción. Cómo actuar ante ello, cómo lo afronta desde su historia personal y la deficiencia del estado para abordar este tipo de temáticas
Marina Charpentier
Créditos: Marina Charpentier
Por: #BorderPeriodismo

Marina Charpentier tiene 63 años, madre de una familia emsamblada con 6 hijos, siendo la progenitora de los más famosos integrantes de la banda Tan Biónica. Dedicada a ayudar a familias que transitan los mismos problemas con los que tiene que luchar en la actualidad, nunca dejó de interpelarse y de su lugar trata de conseguir cambios estruturales desde lo político para se concientice muchos más a los niños desde una edad temprana. La desidia del estado ante las problemáticas de la salud mental.

– Me parece muy interesante lo que vos estás haciendo todos estos años pero que empieza mucho antes de lo que la gente tal vez sabe. Porque tu vinculación con el tema adicciones empieza con tu propia carrera profesional. ¿Cuándo comenzaste y por qué te interesaste con ayudar a personas con adicciones?

En realidad no lo sé, siempre me atrajo muchísimo. Cuando yo conocí al pastor Novelli, que es el fundador del Programa Andrés, él me conoció y me dijo vos tenés que venir acá a trabajar. Yo te voy a capacitar. Y yo tenía, no sé, 25 años, y mis hijos eran chiquititos. Y yo dije voy. Fui y me pareció que algo me interpelaba y no sé qué era. A partir de ese momento de ver a la directora de la admisión, ella era trabajadora social, y yo dije yo quiero ser trabajadora social como ella y yo quiero trabajar en una comunidad terapéutica y ayudar a la gente que atraviesa la adicción. No sé por qué, yo no tenía familiares adictos ni alcohólicos ni nada pero algo me interpeló.

 

Leé también: Los haberes del presidente y su gabinete crecen más que la inflación

 

— ¿Vos alguna vez probaste droga?

Sí, pero nada, habré fumado algún cigarrillo de marihuana. Estudiaba teatro y por ahí había rondas y yo le he dado una pitada. Pero la contracara de la adicción es la coadicción. Y la coadicción se caracteriza por el control. Así como los adictos pierden el control cuando consumen los codependientes o los coadictos en general son controladores.

— ¿Y el coadicto quién es en una estructura familiar

Yo. Claramente. Pero mira que te voy a contar algo, en realidad el coadicto no es que como hay un adicto hay un coadicto, es al revés, como hay un coadicto hay un adicto. ¿Por qué? Porque en general los coadictos son personas muy sensibles, híper sensibles, y yo soy así, que no les atrae consumir algo que los haga perder el control, entonces tienen exceso de amor, por ejemplo. Exceso de sobreprotección. O sea, lo que se podría decir los que consumen son personas. Mucho todo está mal. Entonces ese yo creo que es el origen de la coadicción.

La adicción es una enfermedad multicausal, entonces hay un porcentaje que corresponde a lo que uno hizo y cómo lo hizo. Yo me puedo interpelar a mí misma porque tenía 21 años.

Primero era muy joven, tenía 21 años. El papá de mis hijos estudiaba, trabajaba, estaba poco. Entonces la adicción es una enfermedad de límites. De falta de límites. Es muy importante asociar la adicción con el límite. Te decía lo de la enfermedad multicausal. Hay un componente genético, biológico, que es un porcentaje. Hay un componente social que es dónde te criaron, quiénes son tus padres, de qué trabajas. Lo psicosocial. Eso también es un componente.

— El contexto.

— El contexto. Importante. Pero sin dudas cualquier ser humano nace en una familia. Entonces la familia tiene determinadas características. El papá de mis hijos falleció, no está más, yo me divorcié, estuve 11 años casada con él y me divorcié. Y bueno, y él habrá hecho lo que pudo. Lo puedo decir porque mis hijos lo dijeron, no fue un padre muy presente. Entonces qué caracteriza mucho a las familias de adictos, es madre, igual yo me volví a casar a los dos años, o sea, yo estoy casada hace 33 años con el que es hoy el padre de mis hijos porque mis hijos lo dicen así

Bueno, ¿pero si estás sola cómo haces?

Tengo también más hijos, pero hay que enseñarles a frustrarse mientras están con vos. Entonces yo no podía soportar, pero porque yo era tan sensible que no lo podía soportar-

 

Leé también: Cristina Kirchner fue sobreseída en la causa de la “ruta del dinero K”

 

— Ver a tu hijo sufriendo.

— La frustración de mi hijo y el sufrimiento de mi hijo. Entonces si a mi hijo le iba mal en las materias yo le ponía 40 maestras particulares y lo ayudaba y trataba, y no quería que repita de grado. Y yo dije cuando terminó el colegio que no podía ser de otra manera él se queda, se agarra varicela en el último mes de 5to año y se queda libre porque tenía 24 llegadas tarde. No había faltado al colegio pero todas llegadas tarde y no podíamos justificar ninguna. Con lo cual se quedó libre y perdió un año igual. O sea, fijate, yo me pasé toda la secundaria tratando de que no pierda un año, porque era desordenado, híper inteligente, o sea, le iba bien.

  Lali Esposito, la ansiedad y la salud mental como urgencia: "Vengo de pasar un momento dramático"

Él se quedó libre y tuvo que dar las 13 materias. Entonces yo evité su frustración. Y yo digo,que le vaya mal. Que se saque malas notas y que se dé cuenta que es solo su exclusiva responsabilidad si repite el año, si le va mal. Y si vos no dejas que se frustre mientras está en tu casa, que vos sí podés ver cómo maneja la frustración, cuando sea grande y no haya tenido la historia de frustrarse, de caerse, de repetir, de pelearse con amigos, de lo que sea, si ese chico no tiene esa historia a la primera frustración cuando tenga 20 años y esté solo en la calle qué va a hacer. Porque no tiene herramientas.

 

— Claro, no se hizo fuerte en el lugar donde podía caer.

Claro. Que vos sabés hasta dónde lo vas a dejar frustrarse. Entonces eso me parece muy importante.

Chano tuvo el problema de la adicción, tiene el problema de la adicción, pero ellos se sobrepusieron a un montón de escollos que encontraron en su camino de ser músicos y lograron triunfar de una manera internacional

Sí, el otro día me dijo un siquiatra que me dijo para de castigarte. Pero yo lo digo a ver si las demás madres se identifican y pueden evitar cometer errores que yo cometí que hoy en día, bueno, es otro mundo además ¿no? Pero el siquiatra me decía ninguna madre que haya hecho las cosas tan mal podría tener dos hijos tan exitosos. Si hay algo clarísimo es que yo no lo puedo curar. No lo puedo controlar. Y tampoco lo causé. Yo tal vez contribuí por ignorancia. Hubo un momento en el que vos te das cuenta que Chano es adicto.

Encontré el primer cigarrillo de marihuana. Esto me importa mucho decirlo. Encontré en su mesa de luz un cigarrillo, ni siquiera, un papel de marihuana y como restitos ¿no? Como yo ya había trabajado en esto y ya estaba comprometida con eso y ya entendía, y además creo que trabajaba en un juzgado, yo casi me muero. Obviamente yo dije no, no, no, si yo de esto sé todo.

¿Y después que hiciste?

Eso era una cosa privada que se llamaba Proyecto Cambio que creo que aún existe. Pero era lo que yo conocía. Después yo fui a Nar-Anon que es familiares de narcóticos. Eso fue dos años posteriores. Pero la primera vez que fui a esa reunión yo escuchaba hablar a las madres y decía soy yo. Todo lo que les pasa yo lo único que había visto era un resto de marihuana que por supuesto mi hijo dijo es de un amigo. Todos los pibes dicen es de un amigo. Se lo dejó no sé quién. Nadie, ningún pibe se va a hacer cargo de eso. Y esto es fundamental. Primero por esto, para que los padres sepan. El cerebro está en formación hasta los 20 años, no se sabe si 22 o 24. Un cigarrillo de marihuana en un cerebro en formación daña el lóbulo frontal que es gravísimo.  Ese daño del lóbulo frontal que es el que te hace tener memoria, tener capacidad de reacción.

— Fijarte un objetivo y poder cumplirlo también. O sea, es la idea sobre la que vas. Un poco la misión.

Es absolutamente dañino. Es muy dañina la marihuana. Porque, primero, el que compra, y después si querés volvemos atrás, pero el que compra no sabe de dónde viene lo que está comprando. O sea, los pibes no se dan cuenta que cualquier persona pone marihuana, tira las semillas mezcladas con cualquier cosa, con cualquier tierra, que no sabe qué cantidad de THC va a tener, y la marihuana diluye el superyó que son los frenos inhibitorios.

Hay algo de base.

Sí. Hay algo que también tiene que ver, porque no es una casualidad que todos los músicos consuman. Tiene que ver el ambiente qué los rodea, qué acceso tenés. Hoy cada vez es mayor.

 

Leé también: La “batalla” entre Bullrich y Larreta por incorporar a Schiaretti se traslada a la Mesa Nacional de JxC

 

No tiene explicación la depresión.

Absolutamente. Es así. Y entonces el adicto generalmente tiene una historia de haber hecho sufrir a su familia, o no sé perdonan eso, él muchas veces me ha dicho mamá, perdón, te pido perdón por haber… Y yo le digo no, vos a mí no me hiciste nada. Vos te haces a vos mismo. Pero en realidad cuando un adicto está limpio y toma conciencia de lo que hizo, de lo que se hizo a sí mismo, lo que se metió en el cuerpo, lo que daño su físico, su cerebro.

  Día de la salud mental: por qué es tan importante

Porque cada vez que caes te defraudas un poco a vos mismo, como cualquier adicción.

Todos los inviernos vos decís bueno, y empezas a comer y decís no compro nada. Tengo un paquete de galletitas, las compré para mi hijo y sabés que están las galletitas ahí y decís me van a ganar. Me van a ganar. Bueno, para el adicto no tiene la voluntad de decir no si tiene acceso a eso. Entonces eso muy difícil. Y las recaídas, porque la adicción es una enfermedad crónica y es de por vida, ojalá la recaída dure más tiempo, pero a veces la recaída es muy seguida.

Aparte es un bajón también porque el hecho de ser público y de haberlo hecho público, es también un acto de gran valentía, no solo tuyo sino de Chano.

Cuando más tiempo limpio acumules empezas a ver mejor y empieza el cerebro a trabajar. Lo que pasa es que también empezas a ver lo que perdiste, los desastres que hiciste.

— Sobrevivió.

— Sobrevivió. Está acompañado. Está muy acompañado. La familia acompaña mucho en la recuperación. Y además tiene posibilidades económicas. Porque gana su dinero, se lo gana él, le va muy bien.

Es que sí, a mí me pasó eso, yo no era fan de Tan Biónica y cuando empecé a hablar con vos empecé a escuchar y empecé a decir no claro, pero acá está hablando de esto. Y aparte en los videos es como tan expresiva su cara también que vos decís este es el tránsito de una persona que atraviesa este dolor.

Hoy la gente lo entiende porque además si vos ves videos y algunas canciones está contado todo, sus internaciones, su dolor, sus pérdidas, sus duelos, todo está en las canciones. De hecho el álbum más escuchado, que se llama Obsesionario, es el compendio de las obsesiones. Las comunidades terapéuticas trabajan en los defectos de carácter le llaman que tienen los adictos. Uno de ellos es la obsesión. Cuando vos sacas la droga aparece la obsesión por cualquier cosa. O una chica. O la comida. U otra cosa. Bueno, en ese disco Obsesionario están contadas todas las obsesiones. Lo hizo internado. Él estuvo ocho meses internado. Lo compuso todo internado. Y la directora de la comunidad lo acompañaba a grabar una vez por semana, grababan una canción, volvía la comunidad, y ese es el disco más exitoso de Tan Biónica. Estaba limpio.

Pero en realidad él siempre dice que él no compone bajo los efectos del dolor si no él compone bajo el recuerdo del dolor. Entonces, por eso cuando él está limpio y su cabeza tiene la capacidad de entender lo que el pasó él ahí cuenta lo que le pasó antes entendés. Entonces por eso sus mejores discos los hizo limpio, porque él tiene la capacidad de entender lo que le pasó y ponerlo. Y por eso sana. Porque el arte es sanador.

Pero la situación está y la madre está sola con ese problema y no podés pedir guardias siquiátricas ni siquiera en las mejores obras sociales

Esto que te conté es privado. No iban. Le dijeron contratate uno y la que vino le cobró 50.000 pesos. Esa madre lo tenía pero además le dijo yo te voy a acompañar hasta el lunes en que entre al siquiátrico porque hay lista de espera. Y yo le moví algunas cosas para ver si le conseguía lugar. O sea, todo un delirio. Imaginate esa madre que estaba en un lugar privado imaginate una madre que no tiene un privado, un lugar privado, está en un hospital con el pibe que cada vez que se despierta dice quiero droga. O se pone como loco.

Una cosa que a mí me rompe la cabeza que se hable como de todos los adornos del problema de salud mental.

¿Sabés cuál es el tema? Es económico el tema. Es pura y llanamente económico. Porque eso cuesta dinero.

 

Leé también: Femicidio en Saladillo: la terrible frase del asesino antes de matar a Rocío

 

Entonces es desidia.

Y sí. Es económico. Es ideológico y es moral. La verdad que son inmorales. Porque no entender que la salud mental es igual, por qué si una persona tiene un infarto, le duele el corazón, vos llamas al SAME y viene a los dos minutos y lo llevan a un sanatorio si vos tenés un pibe con un brote sicótico llamas al SAME y no vienen, no hay un siquiatra, tenés que esperar cinco horas.

  Habló la mamá de Chano: "Mi hijo dio negativo a todas las sustancias"

O sea, salir de un brote sicótico vivo es un milagro.

Exacto. Claro.

— Vivo y sin dañar a alguien.

Claro. Y vivo, nosotros tenemos una madre ahora que está pidiendo por favor que el hijo esté internado, que no lo saquen, porque le dice que la va a matar. Y ella dice; va a venir a mi casa y me va a matar. Pero no sabe lo que hace. Pero no tiene a dónde llevarlo. ¿Por qué? Porque la ley dice como máximo 90 días, se cumplen los 90 días y ya le están avisando qué vas a hacer.

— Y volvemos a esto de que vos siempre vas a ser la mamá.

Claro. Es tu hijo y tiene una enfermedad, ¿qué haces con eso?. Porque yo digo a veces, mira, quiero rescatar una cosa, por lo menos, yo tengo 63 años, yo en los años, 50 años, 55, nunca escuché hablar de salud mental. Ni en la tele. Ni en la radio. Ni se visibilizaba el tema de salud mental. Yo creo que lamentablemente a partir de casos como el de Chano, o como el de Pettinato o Matías Alé, se empezó a decir salud mental. La gente es como que no sabe y le da vergüenza. ¿Por qué? Porque salud es todo. No se consultó un solo colegio de siquiatras.

Estamos promoviendo una cosa que se llama ESMI, que es Educación en Salud Mental Integral para que, los médicos, los enfermeros, los chóferes de las ambulancias, los policías y los colegios esto  es muy importante, ¿vos crees que un pibe de 4to año que puede votar y que sabe la oferta, ¿no podés ir contarle lo que le va a hacer el alcohol y la marihuana en su cerebro? ¿Te parece que no están capacitados para escuchar eso? No hay un colegio donde se hable de las consecuencias del consumo de alcohol.

— No, y tampoco una campaña pública de difusión.

Eso ni hablar, no hay campañas. Pero vos tenés a todos los pibes de la Argentina metidos adentro de un lugar donde les podés decir che, esto te va a hacer mal. Esto te puede cagar la vida por el resto de tu vida. Cómo no vas a aprovechar eso. No se habla porque supuestamente es apología del consumo. Es todo lo contrario, es subestimar la cabeza de un pibe que entiende más que nadie.

Por qué no me ponen que acá se hace el certificado de discapacidad por Dios.

Es increíble. Yo digo mínimamente que tenés el lugar, o que tenés todos los hospitales después de las cinco de la tarde hay espacios. Pone un cartel y decí grupo abierto para asesorar familiares de adictos o adictos inclusive. Pones todos los días a las seis de la tarde y pones dos personas a coordinar, un médico, un psicólogo, un estudiante, lo que sea, ahí a escuchar, a hablar, a que la persona diga necesito ayuda, no puedo más tal cosa. La madre diga necesito ayuda porque mi hijo se está matando.

 

Leé también: Muerte del hincha de River: el resultado de la autopsia

 

Y le tenés que preguntar al de seguridad que no es del hospital que te dice no, yo no sé.

Pero escuchame, ¿vos crees que si no hablas de adicción y de alcohol en el secundario que los pibes no van a consumir? Los pibes ya consumen. Vos le tenés que explicar mira, si te tomas esto te va a pasar esto u esto. No, porque entonces es apología de la droga. No, al revés, los pibes están recontra capacitados. Ya te diría que en 6º grado para escuchar y entender lo que hace la droga.

La valentía porque hay que abrir la historia personal de una persona, lo digo por vos, por Chano que también lo hizo valientemente.

Porque además eso, la gente me pide eso, que yo hable de eso. Y para mí eso es el trabajo de mi hijo.

— Claro.

Yo hablo de mi hijo y de nosotros, de nuestra familia. Hablamos de cualquier cosa. La gente cree que yo estoy con él y estamos todo el tiempo hablando del show, de la cosa. No, no es así.

 

 

 

SEGUÍ LEYENDO:

 

Larreta insistió con la ampliación de JxC para “consolidar” el triunfo contra el kirchnerismo

 

Las otras fiestas de Olivos: el gobierno gastó $27 millones en “Conciertos por la Democracia”

 

La interna del PRO al rojo vivo: Rodríguez Larreta y Bullrich a todo o nada por la Provincia

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal