Mo Farah: correr para salvar la vida

A través de un documental, el medallista olímpico británico contó su verdadera historia. Esclavitud, trata de niños y un final feliz que casi nadie tiene.
Mo Farah
Créditos: Mo Farah
Por: #BorderPeriodismo

Este martes, por medio de un documental emitido por la BBC, la estrella británica del atletismo y medallista olímpico, Mo Farah, narró su estremecedora historia dejando perplejo al mundo del deporte, luego de revelar que fue víctima de trata de niños y esclavitud en Somalilandia, su país de origen.

“Todo el mundo me conoce como Mo Farah, pero ese no es mi verdadero nombre. Realmente nací en Somalilandia, al norte de Somalia, bajo el nombre de Hussein Abdi Kahin. A pesar de lo que dije en el pasado, mis padres nunca vivieron en el Reino Unido”, comenzó explicando el deportista.

Leé también: Venta de niñas y recién nacidos: Las postales aberrantes de Afganistán

El corredor de larga distancia lanzó su documental llamado “El verdadero Mo Farah”, con el objetivo de relatar su triste historia oculta durante todos estos años. Hasta hace poco, se pensaba que Mo había ingresado al Reino Unido a los nueve años, cuando su padre trabajaba en Londres, dato que resultó falso: “Cuando tenía cuatro años mi padre fue asesinado en la guerra civil”, contó.

  Rescataron a cuatro argentinos que fueron engañados y esclavizados en Brasil

“Mi familia se rompió, me separaron de mi madre y me trajeron al Reino Unido ilegalmente bajo el nombre de otro niño llamado Mohamed Farah”, detalló. “Durante años mantuve esto oculto”, aseguró, al mismo tiempo que declaró que su madre y sus dos hermanos viven en una granja en Somalilandia hasta el día de hoy.

El atleta dijo que, a la corta edad, una mujer desconocida lo convenció de seguirla, quien lo terminó trasladando a Europa en avión para que viva con ella. Finalmente, esta lo llevó a un barrio del oeste de Londres y le dijo que tendría su nuevo nombre, Mohammed. Allí fue obligado a hacer las tareas domésticas y cuidar a los pequeños de la familia a cambio de comida.

“Tenía todos los papeles con información de contacto de mi familia y una vez llegamos a su casa, la señora los agarró, los rompió delante de mí y los tiró a la basura. En ese momento supe que estaba en problemas”, afirmó. Hasta los doce años no tuvo permitido ir al colegio y mencionó que muchas veces se encerraba solo para llorar por la horrible situación que le tocaba vivir desde niño.

  El villano: un documental de Luis Ziembrowski

Leé también: El caso Jonas: La charla entre el niño con autismo agredido y María Julia Oliván

Una de las primeras personas en mostrar afecto hacia él fue Alan Watkinson, su profesor de gimnasia: “El único idioma que parecía entender era el de la educación física y el deporte”. El docente se enteró sobre la situación que estaba atravesando Mo, por lo que le dio su apoyo y hasta lo ayudó a obtener la ciudadanía británica.

Incluso el profesor logró sacar a Farah de la horrible situación que vivía, al ser acogido por una familia somalí en el país británico: “Aún extrañaba a mi verdadera familia, pero desde ese momento todo mejoró. Sentí que me quitaron un gran peso de los hombros. Fue entonces cuando apareció Mo, el verdadero Mo”, narró.

  Comodoro Netflix: Las 4 series judiciales que no tenés que cajonear

“Como padre siempre enseñas a tus hijos a ser sinceros, pero siento que siempre he tenido esa faceta privada en la que nunca podía ser yo y contar lo que realmente había pasado. Me lo he estado guardando durante mucho tiempo, y ha sido difícil porque no quería afrontarlo y mis hijos me preguntaban por el tema. Siempre tienes una respuesta para todo, pero no para eso”, explicó el deportista.

Además de contar la historia por sus hijos, Mo Farah también busca dar a conocer y sensibilizar sobre las problemáticas que tuvo que atravesar: “No tenía idea de que había tanta gente que estaba pasando exactamente por lo mismo que yo. Simplemente muestra lo afortunado que fui. Lo que realmente me salvó, lo que me hizo diferente, fue que podía correr”.

 

Además:

Persecución fatal en la Panamericana: las últimas palabras de Malena

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal