Noventena y la infodemia de la obesidad

En cuarentena, la seductora Suplementación Nutricional suele parecernos “mágica”. Los métodos más consultados durante estos casi 100 días de aislamiento y cuáles son los más efectivos. Datos para tener en cuenta.
Por: Martín Carrizo

Los argentinos continuamos bajo medidas de confinamiento decretadas por el Gobierno. Esto mismo, sumado a las bajas temperaturas del invierno y a la inseguridad, terminan convirtiendo la actividad física programada, en algo así como una especie de “misión imposible”. Nos llenamos de información sobre el cuidado de nuestra Salud en relación al COVID, la ansiedad, el estrés, la falta de sueño, producen enormes desequilibrios hormonales y metabólicos en nuestro organismo, que terminan conduciéndonos a ingerir una mayor cantidad de calorías diarias. Hay hormonas ya estudiadas, como la Ghrelina, que son sintetizadas en abundancia por nuestro cuerpo, provocando de esta manera más hambre y ansiedad oral, que terminan “alimentando» el tan odiado círculo vicioso metabólico.

La ansiedad por solucionar de manera inmediata nuestro problema resulta tan perturbadora como las ganas de comer algo dulce que sentimos después de cenar; Es el escenario perfecto para devorar cualquier tipo de promesa.

Ya es vox pópuli, que la Industria de los Suplementos Dietarios o nutraceúticos ha crecido de manera exponencial durante las últimas décadas, por ejemplo, en EEUU, desde el 47% al 50% de la población consume algún tipo de suplemento dietario. En Europa, el número es un poco menor, pero rondea un 20%. Vitaminas, minerales, alimentos funcionales como probióticos, derivados de plantas, o de animales, como el colágeno hidrolizado, son algunos de los ejemplos que definen la suplementación.

Cualquier Médico Especialista en la materia ha sido enfrentado alguna vez en su consultorio, por alguna pregunta relacionada con estos productos: «¿Sirve el colágeno hidrolizado? ¿Puedo tomar Vitamina C? ¿Me hará adelgazar la L-Carnitina? ¿Sirve el polvito blanco que los famosos le ponen a los dulces?». Por supuesto, los profesionales de la Salud y del metabolismo, siempre terminamos adecuando nuestra respuesta al contexto clínico-metabólico de nuestro paciente.

  Argentina es el 5° país que más subió de peso durante la pandemia

¿Cuáles han sido los suplementos más consultados durante estos últimos años?

Faseolamina: El famoso “polvito blanco» que todos escuchamos nombrar en alguna oportunidad, recomendado para acompañar la ingesta de carbohidratos.

La Faseolamina es un producto bioactivo no nutritivo, derivado de la leguminosa Phaseolus Vulgaris, y al igual que muchos otros productos, recorre el mercado hace muchísimos años; basta un poco de marketing para que resurjan como el Ave Fénix. Se le adjudican propiedades para inhibir la absorción de hidratos de carbono bloqueando la acción de una enzima digestiva llamada alfa-amilasa. Los estudios clínicos realizados fueron muy pequeños (alrededor de 60 personas), y reducidos en el tiempo (8 semanas), por lo que no existe una evidencia científica clara y contundente que respalde su eficacia ante una dieta elevada en hidratos de Carbono.

L-Carnitina (3 hydroxy 4 N trimetil-aminobutirato): Molécula que forma parte de los llamados suplementos ergogénicos (ergo=fuerza), lo cuales pueden mejoran la capacidad y rendimiento físico y/o deportivo. La misma deriva de dos aminoácidos, lisina y metionina, y es sintetizada por nuestro propio cuerpo. También se encuentra presente en productos cárnicos.

La L-Carnitina es una molécula importante en el metabolismo de las grasas, ya que se encuentra involucrada directamente en el traspaso de ácidos grasos hacia el interior de la mitocondria, el órgano celular, que en presencia de oxígeno, se encarga de producir energía en forma de ATP. Es decir, al oxidar más grasa, tendremos menos acumulación de la misma en nuestros tejidos.

¿Es efectiva para bajar de peso? Lamentablemente, tampoco contamos con estudios que concluyan su efectividad al suplementar personas sin deficiencia de L-Carnitina. Al margen, tiene una biodisponibilidad menor al 10% por vía oral, por lo que la dosis absorbida, termina siendo muchísimo menor a la dosis ingerida, ergo, los suplementos que la contienen, terminarían aportando dosis nimias.

  Muero por un chocolate! (Ravenna desarma el sentido común de los gordis)

Lo que es importante destacar respecto de este suplemento, es que siempre debe utilizarse mientras se realiza ejercicio aeróbico.

Garcinia Cambogia: Es una de las sustancias más conocidas entre los suplementos dietarios o anti-obesígenos naturales, más bien, es una fruta que crece en el sur de Asia, cuyo principio activo, el ácido hidroxicítrico, tendría utilidad en el tratamiento de la Obesidad y del Sobrepeso.

A groso modo, este principio activo, bloquea la enzima ATP-citrato-liasa, favoreciendo la vía que forma glucógeno muscular, frenando de alguna manera, la lipogénisis (síntesis de ácidos grasos/triglicéridos).

Según una última revisión con ocho ensayos científicos (Enero de 2020), se pudo evidenciar una disminución de peso de aproximandamente 5% con su uso durante varias semanas.

Café Verde: Posee el ácido clorogénico como principio activo, el cual reduce la actividad de las enzimas alfa-glucosidada y glucosa-6-fosfatasa, retrasando la absorción de glucosa a nivel intestinal, con la consecuente disminución de los picos glucémicos e insulinorresistencia, estado metabólico donde prevalece la lipogénisis (creación de grasa), el sobrepeso, la hipertension y las enfermedades del colesterol (Dislipemias).

DHEA: O dehidroepiandrosterona, antiguamente llamada “La hormona fuente de la Juventud”, por sus efectos benéficos sobre la piel y porque se evidenció su disminución en adultos a medida que aumentaba la edad. Es un andrógeno débil, precursor de la testosterona y ha sido utilizada en el deporte, sin grandes evidencias sobre el peso corporal ni sobre la masa libre de grasa.

CLA o Acido linolénico conjugado: es un ácido graso derivado de la serie omega-6, según los últimos estudios, estaría involucrado en el aumento de la termogénesis a nivel del adipocito, es decir “la celula grasa”, inhibiendo los depósitos de lípidos en su interior, y por consiguiente, el tamaño de estas células. Aún restan varios estudios que comprueben su efectividad y descarten posibles efectos tóxicos a nivel hepático.

  Engordé en cuarentena, ¿cómo me lookeo?

Té, Café, yerba mate: Conocidos por su contenido de metilxantinas (cafeína, teína) que inhiben a una enzima llamada fosfodiesterasa. Esto, a nivel de la célula grasa activa la lipólisis (ruptura de grasa). Se recomienda consumir una taza de té o café, 40 minutos previos a la actividad física.

Fibras: Son sustancias de origen vegetal, no digeribles por nuestro cuerpo. Regulan nuestro tránsito intestinal, dan sensación de saciedad, y retrasan la absorción de algunas sustancias. Entre ellas, tenemos a la Pectina, Glucoman, Goma Guar. Las encontramos en alimentos que consumimos regularmente.

Como hemos visto, son varios los productos que abundan en el mercado, algunos, con más evidencia científica a su favor que otros. Muchos prometiendo lo que “natura, con ayuda de actividad física y un buen plan de alimentación, no da”.

No está mal probarlos, siempre y cuando sea bajo la supervisión de un profesional idóneo que nos conozca clínicamente, y recordando siempre que un suplemento, es solo eso, algo que complementa, que ayuda, pero que de ninguna manera reemplaza una buena alimentación, un buen descanso nocturno o la actividad física ideal según nuestro biotipo.

Las soluciones mágicas no existen y lamentablemente, la Obesidad o el Sobrepeso no son la excepción a la regla. Nada reemplaza a las buenas medidas higiénico-dietéticas, es más, sin ellas, lo único que desaparecerá como por arte de magia, será nuestro preciado tiempo y dinero. Todos sabemos que no estamos viviendo tiempos ideales para que eso suceda. Que la magia quede para el teatro.

—————————-

Martín Carrizo es médico especialista en Nutrición (M.N. 123.838)

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal