Qué es el autismo, según María Julia Oliván

La periodista fue entrevistada por Vidal y realizó su definición del autismo, además de exigir la capacitación en el Estado y anunciar su próximo proyecto.
Oliván
Créditos: Oliván
Por: #BorderPeriodismo

Este martes, la directora de #BORDER, María Julia Oliván, fue invitada al ciclo de Instagram Live de la diputada nacional María Eugenia Vidal, en el que se habló sobre la Condición del Espectro Autista (CEA). La periodista contó su día a día con su hijo Antonio, los mensajes que le llegan de otras madres, reclamó más formación sobre el tema en el Estado y anunció su próximo proyecto en la plataforma de Spotify llamado “Chat de mamis”.

María Julia Oliván reclamó incluir a las personas con CEA en el censo y pidió más políticas reales y menos “sarasa”

En pos de explicar las nociones básicas que rodean a las personas con CEA y sus familias, María Julia detalla que “hay una gran variedad de maneras en las que se manifiesta el autismo”. “Puede ir desde una persona que no habla y que tiene problemas cognitivos”, pero cuenta que las estadísticas también muestran que el espectro “es igual que con las personas que son neurodiversas. Uno de cada 7 tiene una discapacidad cognitiva en autismo, las demás no tienen preservadas las capacidades”.

Por otro lado, Oliván cuenta que “las personas con autismo tienen dificultades justamente para comunicar lo que les pasa, tienen un trastorno en la comunicación y el lenguaje, y también para detectar sentimientos”.

A diferencia de lo que muchos creen, explica María Julia, la persona con CEA “si quiere comunicarse con el resto, si le interesa tener amigos como cualquier persona, sí necesita de la mirada del otro y de la aceptación del otro”. La dificultad en este sentido es el contexto, que “no entiende qué le pasa y entonces les da miedo, y esas personas quedan aisladas de un montón de dispositivos sociales e institucionales que le permitirían ser ‘funcionales’”.

  Autismo: el empoderamiento que te transforma en el superhéroe real de la vida de tu hijo

En la misma línea, y contando los obstáculos que ponen la sociedad y las instituciones, expresa: “necesitamos que su lenguaje sea funcional. Puede tener 4000 palabras, pero que no las use para lo que corresponde, para lo que él quiere charlar con otro”.

“Si el entorno es más ignorante sobre el autismo, hacen que esa persona esté más aislada y, por lo tanto, que tenga menos apoyo que le permita interactuar con el resto”, detalló. “Todos sabemos que la manera de aprender es teniendo vínculos sociales. Si vos no podés interactuar con un otro de cualquier manera, (…) si vos no tenés esa comunicación, tus conductas y tu manera de intentar comunicarte van a ser tan disruptivas que, si la sociedad no te acompaña y si no hay apoyos, vas a quedar automáticamente aislado”, especifica Oliván y lo califica como “el gran problema del autismo”.

CEA en primera persona: Cómo luché yo mismo hasta conocer mi diagnóstico de Asperger?

“Esa dificultad puede verse como una dificultad de comunicación, de aprendizaje, también de conexión con el medio ambiente, y también de conducta, porque si vos no podés decir lo que te pasa desarrollas una conducta disruptiva”, detalla a la diputada de JxC. “Todas estas cosas son el autismo”, sentencia.

Ante la concreta explicación de María Julia, Vidal interpreta: “Más allá del tratamiento que se puede hacer sobre la persona que tiene autismo, hay un tratamiento que nosotros tenemos que hacer como sociedad para comunicarnos, de más de una manera, con aquellas personas que lo sufren para que se integren”. Ante la reflexión, Oliván responde comparándolo con la información pública: “Cuanto más sepamos todos de qué se trata esto, más cabida va a poder tener la gente con autismo”.

La directora contó cómo se enteró el diagnostico de su hijo Antonio y cómo vivió la situación a partir de allí: “Nadie te explica muy bien lo que pasa en ese momento, ni que significa”, mencionó. Esto la llevó a comunicar la dificultad que hay en el país para obtener el Certificado Único de Discapacidad (CUD) y expresó lo “chocante” y “traumático” de enfrentar ese trámite, los estudios y tratamientos posteriores y la capacitación para poder interactuar de forma efectiva con su hijo.

  Elecciones 2019: Vidal y la estrategia del silencio

Oliván

Para este punto de la reunión entre ambas, María Julia aprovechó para aclarar que “lo que está sucediendo es muy grave”. Así, comienza a comentar la “carencia de mirada” que hay: “El autismo lo toman como discapacidad, o sea que entra el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación. Salud lo hace con el tema terapias y Educación con la integración escolar. En este momento, no hay maestras integradoras, por lo que se les paga nadie quiere trabajar en esto. La ley dice que es lo mismo si trabajan dos días que si trabajan cinco”, detalla.

Sin terapias a niños con CEA: cómo planificar la cuarentena para que sea una gran oportunidad

Por otro lado, Oliván comenta que los colegios tampoco hacen lo que deben hacer con los integradores: “La ley dice que tienen que poder entrar a la escuela, pero se niegan a aceptarlos. Así hay madres que se quedan en el patio con los chicos ahí tirados, porque nadie sabe qué hacer con los chicos con autismo porque faltan capacitaciones”, menciona.

Profundizando en las problemáticas, también especifica que “hay colegios que no aceptan más de 2 o 3 chicos con una maestra integradora y hay otros que, con el tema de la pandemia, dejaron de atender presencial y ya nadie sabe cuándo termina eso”. Además, agrega, “hay prepagas que rechazan prestaciones que están garantizadas por la ley, entonces es muy necesario que haya un colectivo de personas dentro de estos dos ministerios auditando que se garanticen los derechos”.

  El quilombo ya se armó cuando nos tocaron a todos

“No pueden quedar los chicos con autismo, o con otras discapacidades como la TGD, fuera de las escuelas, porque es ilegal y pasa. Te lo dice una directora de una escuela, te lo dice una madre. Imaginate esas madres, que, ya con el dolor que cargan encima, te rajen de la escuela al nene o que te digan a los dos años que tu hijo no puede”, explica María Julia Oliván.

Los maestros y padres del niño con autismo que logró superar las trabas del sistema y pasó a 5to grado

“Este drama ocurre silenciosamente y empeoró con la pandemia”, menciona explicando que nadie audita a los que hacen las cosas mal y perjudican aún más la calidad de vida de aquellos niños/niñas y sus familias.

Para finalizar la entrevista en el Instagram de María Eugenia Vidal, Oliván cuenta más en detalle el lanzamiento de su proyecto en Spotify, el cual surgió de las extensas charlas que tiene desde hace más de cuatro años con distintas madres de niños con autismo y otras condiciones. María Julia intenta canalizar estos mensajes, denuncias y pedidos de ayuda a través de sus redes, el portal de Borderperiodismo y, ahora, con su próximo lanzamiento: “Chat de mamis”.

“El podcast sale a fin de mes con episodios de autismo, entrevistas, informes y demás, en el canal de Borderperiodismo”, afirmó. Además aseguró que busca “acompañar a los padres y hacer que haya más puentes y menos barreras”.

 

Además:

El copresidente de Eurolat comparó a Cristina Kirchner con los Beatles

 

Villa Lugano: Le robaron a un kiosquero y lo amenazaron con dispararle dos veces

 

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal