¿Qué podría pasar con los asesinos de Fernando Báez Sosa tras el veredicto?

Tras conocerse la sentencia, la fiscalía y la defensa aseguraron que apelarán. Pero, mientras tanto, dónde irán los culpables y cómo sigue el proceso.
Fernando Báez Sosa
Créditos: Fernando Báez Sosa
Por: #BorderPeriodismo

Durante el mediodía de este 6 de febrero, el Tribunal Oral Criminal de Dolores leyó el veredicto condenatorio a los ocho acusados por el asesinato de Fernando Báez Sosa en el 2020. En resumen, cinco de ellos fueron condenados a la pena máxima, mientras que los tres restantes deberán cumplir 15 años de prisión.

Máximo ThomsenCiro PertossiEnzo ComelliMatías Benicelli y Luciano Pertossi son los jóvenes acusados que deberán cumplir la prisión perpetua. Ayrton ViollazBlas Cinalli y Lucas Pertossi, fueron definidos por la justicia como “actores secundarios” del hecho, por lo que recibieron una pena acorde al rol establecido por el Tribunal.

Leé también: Veredicto por el crimen de Báez Sosa: cinco de los ocho acusados fueron condenados a perpetua

A pesar de que parecía el final del largo proceso judicial, aún quedan varias instancias que afrontar para la familia de la víctima y para los culpables de “homicidio agravado”. Como ya explicaron las partes de ambos lados, acudirán a la apelación en Casación, ya que quedaron disconformes con la resolución.

  Caso Báez Sosa: La defensa pidió la absolución de los tres condenados a 15 años

La fiscalía del caso podría pedir en los próximos días que se dicte prisión perpetua para los otros 3 culpables, que quedaron por fuera de la máxima condena recibida por los otros acusados. Mientras tanto, la defensa seguirá argumentando la inexistencia de un plan premeditado por parte de los autores, intentando disminuir las penas que recibieron  la mayoría de los “rugbiers”. En este sentido, las partes tendrán hasta 20 días para presentar la apelación, aunque el proceso en Casación no tiene un tiempo estipulado de demora.

QUÉ PASARÁ CON LOS ACUSADOS POR EL CRIMEN DE FERNANDO

Con los argumentos del Tribunal en mano, la fiscalía y la defensa comienzan esta nueva etapa del proceso judicial que podría extenderse hasta por un año más, sumándose a los 3 años que se llevan de investigación y juicio.

Por estos motivos, los encontrados culpables por “homicidio doblemente agravado por alevosía y premeditación” deberán permanecer en la cárcel con destinos inciertos, hasta el momento, y sin tener una sentencia firme.

  Crimen de Fernando: filtraron la primera foto de los "rugbiers" en Melchor Romero

Durante el juicio, los acusados se encontraban privados de su libertad en el penal de Melchor Romero, a un escaso recorrido de los Tribunales de Dolores, donde presenciaron las jornadas de declaraciones, presentaciones de pruebas, alegatos y, finalmente, donde escucharon su condena.

Leé también: Volverán a juicio los acusados de violar, drogar y matar a Lucía Pérez

Cárcel de Sierra Chica

Según trascendió, los “rugbiers” deberán ser trasladados a una nueva cárcel en las siguientes horas o días. En principio se cree que el destino elegido es la prisión de Sierra Chica, ubicada en el municipio bonaerense de Olavarría. Asimismo, el medio especializado en policiales “Vía Szeta”, dio a conocer que Hugo Tomei, abogado defensor, pediría la realización de un nuevo traslado a la cárcel de Campana, cuando la condena quede firme.

Este destino, cercano a la ciudad natal de los jóvenes, cuenta con varias unidades carcelarias: la 21, 41 o 57.

La primera tiene un régimen cerrado con modalidad estricta y atenuada. Cuenta con una escuela media, otra para adultos y varios talleres artísticos. Fue inaugurada el 31 de noviembre de 1998. Por otra parte, la segunda cuenta  también con un régimen cerrado y de seguridad mediana. Es para varones considerados «de buena conducta».

  Habló Pablo Ventura antes de declarar en el juicio:  “No podía salir de casa..."

La última opción, y la menos probable, de este complejo es la unidad 57. Fue inaugurada en el 2019. Allí, se alojan internos de entre 18 y 21 años que cumplan una pena menor a los cinco años de reclusión por delitos considerados «menores».

En estos días, el mayor temor de los culpables por el asesinato de Fernando Báez Sosa es ser trasladados a la cárcel de Sierra Chica, de donde ya recibieron múltiples amenazas. Se trata de un establecimiento penitenciario de máxima seguridad y una de las cárceles más antiguas del país, inaugurada en 1882.

Esta aloja a más de 3.000 presos distribuidos en tres Unidades. Las celdas son de 3,75 metros de largo por 1,80 de ancho y 3,60 de alto, son ocupadas por dos internos y tienen un inodoro.

 

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal