Intentaron robarle, mató al ladrón y ahora está preso

El vecino de Francisco Alvarez se encuentra detenido desde hace una semana por "homicidio agravado".
robo
Créditos: robo
Por: #BorderPeriodismo

Un hombre de 45 años fue víctima de un intento de robo, se defendió con un arma de los dos delincuentes que lo abordaron y el resultado fue fatal: uno murió y el otro quedó herido. Sucedió el 25 de enero, en el barrio Güemes, en Francisco Álvarez, partido de Moreno. Según contaron los testigos, los ladrones quisieron apuñalarlo, pero la víctima disparó contra ellos para defenderse. Por este hecho, el hombre quedó detenido.

Leé también: Crimen de Lucio Dupuy: las novedades sobre el veredicto y la sentencia

La policía calificó el delito como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.  El medio especializado “Vía Szeta”, informó que los delincuentes habrían amenazado a la víctima con una cuchilla tumbera, a la altura del cuello. Algunos vecinos que vieron lo que pasó, respaldaron esta versión, la misma que dio el señor atacado. Para agregar información a lo ocurrido, también hay un video ya que el episodio quedó registrado.

  Marchan en Ramos Mejía para pedir justicia por el crimen del kiosquero

 

Leé también: «Homenaje»: La Cámpora inauguró una sede con el nombre de Hugo Chávez

Los ladrones eran hermanos. El que murió tenía 21 años y el que quedó herido, menor de 18 años. La moto que utilizaron para el intento de robo tenía un pedido de secuestro previo.

«Me intentaron robar, me pusieron un cuchillo en el cuello y les disparé tres o cuatro veces», relató el hombre atacado, cuando llamó al 911. Al llegar el móvil policial, entregó su revolver 9 milímetros.

Horas después de la solicitud de aprehensión, emitida por la fiscal de la causa, María Celina Ardohain, se decidió la detención del hombre, que será investigado y permanecerá en esa situación judicial hasta que se esclarezca lo que pasó.

  ¿Querés chumbo? Tomá!

El abogado del hombre que disparó, el Doctor Pablo Becerra, aseguró que ya solicitó dos excarcelaciones y un cambio de calificación. Sin embargo, la jueza negó el pedido ya que, explicó, “faltan pericias para corroborar la distancia del tiro”.

En su declaración, el detenido aseguró: “El ladrón me tira un puntazo en el pecho y yo disparé sin mirar”. “Cuando me di cuenta de lo que pasó, me largué a llorar”, agregó. Los papeles del arma estaban en regla y contaba con la tenencia, pero no con la portación. Por esta irregularidad, también se decidió su prisión preventiva.

 

Con información de Vía Szeta

 

ADEMÁS:

Imputaron a un cordobés que persiguió y atropelló a un delincuente

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal