Según un relevamiento de la UCA, la pobreza aumentó al 43,1% en 2022

La Universidad Católica Argentina difundió un nuevo informe sobre el incremento de la pobreza. Ya hay más de 18 millones de personas pobres y 3,3 millones de indigentes.
Por: #BorderPeriodismo

En la última década los niveles de pobreza e indigencia aumentaron de manera contundente a pesar de los planes sociales que prometen ayudar a los más necesitados e impulsarlos a salir adelante. Esta semana, las cifras del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) marcaron que desde el 2021 al 2022 el panorama para los dos sectores mencionados se agravó por la fragilidad de las condiciones macroeconómicas y, en particular, la alta inflación que este año cerrará con un índice de tres cifras, según estimaciones de la mayoría de los economistas.

Leé también: Alberto Fernández respaldó a CFK: «Sé de su inocencia»

El informe de la UCA determinó que hay 18 millones de personas que están debajo de la línea de la pobreza y 3,3 millones que son indigentes. Lo que significa que, la pobreza aumentó del 42,4% al 43,1%, pero la indigencia se vio reducida de un año al otro, del 9 al 8,1%.

Al presentar los resultados del relevamiento sobre la deuda social en la Argentina, Agustín Salvia, director del Observatorio, explicó que todos los indicadores macro mostraron un retroceso desde el comienzo del segundo mandato de la presidente Cristina Kirchner a fines del 2011: Creación del empleo registrado; poder adquisitivo; precarización del empleo, PBI y PBI per cápita, entre otros.

  Raúl Castells y 150 militantes irrumpieron en un supermercado exigiendo comida

En plena pandemia la situación empeoró, luego, tras la apertura y normalización cotidiana, la situación mejoró levemente pero nuevamente en el tercer trimestre de este año volvieron a caer los números.

Esto se debe a que hay un mayor porcentaje de ciudadanos con empleo formal, pero que continúa siendo pobre, asimismo también hay mas gente que acuden al Estado por una ayuda económica. Este último dato, del que el Gobierno se enorgullece y vende como un logro, es en realidad la contracara del empeoramiento de las condiciones en el mercado laboral y también la evidente pérdida del poder adquisitivo, según explican los datos de la UCA difundidos por Salvia.

Salvia afirmó que «la relación entre empleo y PBI se está volviendo regresiva y eso se compensa con transferencias sociales». Además, advirtió que «hay una fuerte heterogeneidad al interior de los salarios: aumentó la desigualdad entre los asalariados».

  La UCA advierte que la pobreza seguirá creciendo y trepará cerca de 60% en marzo

Pero, en paralelo, si no fuera por las ayudas estatales la pobreza hubiera escalado al 50% y la indigencia a 20%. Aún así estos datos resultan poco creíbles en el marco de una inflación que crece al 7% mensual y una canasta básica que aumentó más que los precios en general durante todo el año.

Leé también: Causa Vialidad: ¿Por qué Cristina no irá presa y podría postularse el año próximo?

«La indigencia se sostuvo por el aumento de los planes sociales, mientras que desde 2013 aumentó la pobreza en forma sistemática», declaró Salvia.

El oficialismo intenta, con los planes sociales, continuar pisando los índices de pobreza e indigencia, y con el congelamiento de precios, los programas precios cuidados /precios justos, seguir creando precios irreales para el consumidor.

CRONOLOGÍA DEL AUMENTO DE LA POBREZA

Las comparaciones que realizó la UCA no dejan de parecer políticas -aún más, teniendo en cuenta que Agustín Salvia era uno de los integrantes de la Mesa del Hambre y también quien se negó a hacer públicos los relevamientos de pobreza en el 2020- ya que exponen que, en el 2011 la pobreza era del 31,8% y la indigencia del 5,7. Pero, en 2019, al final del Gobierno de Mauricio Macri, estas tasas aumentaron a 39,8% y el 8,4%.

  La pobreza subió a 41,7% en el segundo semestre de 2023

Asimismo durante la pandemia de COVID y la extensa cuarentena, los índices se dispararon al 44,7% y al 9,8%, en 2020.

En cuanto al grupo etario de los afectados, la indigencia creció del 6,6 por ciento al 13,1 entre el 2010 y 2022 entre los jóvenes de hasta 17 años y del 0,5% al 1,6% entre las personas de más de 60 años, por lo que claramente está afectando a los más jóvenes que aún estudiando y/o teniendo trabajo no logran superar la línea de la indigencia.

En tanto, la pobreza pasó del 49,5% al 61,6% entre lo más jóvenes y del 6,5% al 14,1% entre los adultos mayores.

 

 

Además:

Catamarca: hallan muerto al ministro de Desarrollo Social

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal