Vacaciones en grupo: todo lo que necesitás saber

Por: Leila Sucari @LeilaSucari

Irte de viaje con amigos o en familia puede ser un plan muy divertido pero, si no tomás los recaudos suficientes, puede transformarse en un padecimiento.¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de planificar el viaje? ¿Conviene establecer reglas o dejar que fluya? ¿Cómo evitar las peleas y aprovechar al máximo el tiempo libre?

Se acerca el momento tan esperado del año: tus vacaciones. Adiós al trabajo, los horarios estrictos, las responsabilidades y los eternos viajes en subte. Llegó la hora de poner la mente en modo off y dedicarte a disfrutar del solcito en la cara, de una cerveza fría y de leer un buen libro bajo la sombra de un árbol. Pero ojo: si sos de los que viajan en grupo, antes de dar el sí, pagar el alquiler de la casa y sacar los pasajes, pensá bien con quién vas a pasar tus preciados días libres. Si tomás una mala desición te puede costar muy caro. Te contamos qué cosas tenés que tener en cuenta.

1- Si te gusta el durazno, bancate la pelusa. ¿Tu ideal de vacaciones es que nadie te diga qué tenés que hacer, comer a cualquier hora y evitar cualquier tipo de negociaciones? Entonces andate solo. Compartir un viaje con otras personas implica sí o sí que tengas que ceder en ciertas cuestiones, aceptar reglas de convivencia y acordar qué excursiones o salidas quieren hacer. No es necesario que estén pegados como siameses, pero la idea de vacacionar en grupo es pasar momentos divertidos, aminorar gastos y ayudarse mutuamente. Si cada uno hace la suya, cocina para él solo y no se preocupa por el de al lado, no tiene mucho sentido. Así que cuando estés como loco porque tu compañero de habitación dejó la toalla mojada arriba de la cama, respirá profundo y tratá de ser tolerante. La comunidad tiene sus pros y contras, si elegís irte con otra gente, no pienses que todo va a ser color de rosa.

  Pantallas llenas de biopics: La moda de contar la historia oficial

2- Buscá compañeros que estén en tu misma sintonía. Suponé que te acabás de poner de novia con el hombre de tus sueños y lo último que te interesa es conocer candidatos nuevos. Si tus amigas están en plena etapa de joda y lo que quieren es salir de fiesta hasta el amanecer en busca de aventuras, definitivamente no son una buena opción. Más allá de las diferencias circunstanciales que puedan tener -como que un día una quiera comer sushi y la otra hamburguesas- es importante que coincidan en el tipo de viaje que quieren. Si tu objetivo número uno es escalar montañas, no viajes con ese amigo recontra fiaca al que tenés que insistirle una hora para que prepare un mate. Tener intereses en común y estar atravezando un momento similar en la vida, hace que todo sea más fácil a la hora de decidir las actividades y evitar las confrontaciones.

  Tarifazo en casa: Cuánto aumentaron los servicios en el Ministerio de Energía

3- El dinero no es todo, pero cómo ayuda. Puede parecerte trivial, pero antes de viajar es fundamental que hables sobre el presupuesto y dejes las cuentas claras para evitar malos entendidos y peleas por números que no cierran. Algunos puntos a tener en cuenta: ¿Cómo van a dividir los gastos? ¿Con cuánta plata cuenta cada integrante del grupo? ¿Van a hacer un fondo común o cada uno va a llevar su billetera? ¿Quién se encarga de comprar comida y bebida? ¿El alquiler o el pago del hotel va a medias? ¿Y si vamos a comer afuera invita una vez cada uno, se reparte la cuenta en porciones iguales o se hace una división matemática de qué consumió cada uno? Cuanto menos cosas dejen al azar, menos probabilidades existen de que uno tenga que cubrir los gastos de los demás. No te olvides que cuentas claras conservan la amistad.

  La estrategia del PRO: acuerdos regionales con el massismo para vencer a Scioli

4- La lista que no puede faltar. Antes de que llegue el día de salir, juntate a cenar con todas las personas que viajen y armen un código de convivencia por escrito. Es el momento de hablar con sinceridad y decir qué cosas no estás dispuesto a bancarte. Si odiás más que nada en el mundo que te usen la ropa sin pedir permiso, dejalo bien claro. Nunca des nada por sobreentendido. La idea es que en una lista anoten las tareas que le toca a cada uno: quién cocina, quién lava los platos, qué cosas no toleran (ejemplo: no da comprar un postrecito para vos solo), si se aceptan invitados en el lugar donde estén parando y cuáles son los límites de horarios -si es que hay- de entrar, salir o hacer ruido. La buena comuniación dentro del grupo es el secreto para que el viaje funcione y todos puedan disfrutar y pasarla bien. Así que mejor charlar y prevenir conflictos, para que durante las vacaciones no tengan que preocuparse de nada más que de preparar un buen asado, comer facturas y salir de caminata por la playa, sierra o montañas.

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal