Autismo: qué y cómo buscar una colonia de vacaciones?

Podríamos llamarlas las "anticolonias". Son espacios de recreación, específicamente pensados para niños con desafíos en el desarrollo, que están lejos de la típica imagen de colonia de club que recordamos de nuestra infancia: lugares impersonales, masivos, eternos, donde los chicos son casi un número.
Por: Fernanda Villosio

Las personas con la Condición del Espectro Autista (CEA) presentan desafíos en la integración social, el lenguaje, la comunicación, el aprendizaje y la conducta. Por lo tanto, para las familias, es un problema encontrar lugares de verano donde los niños reciban los apoyos necesarios y se queden con la sensación de haber transitado por una buena experiencia.

¿Qué tiene que buscar el padre de un niño con CEA en una colonia de vacaciones?

Según el profesor de Educación Física, Eduardo Sotelo, especialista en niños con este tipo de trastornos, «lo fundamental es que los chicos se lleven un buen recuerdo de la colonia« ya que, muchos de ellos, tuvieron malas experiencias anteriores.

Sotelo está al frente de la colonia Aprendiendo a jugar, con sedes en Floresta y Once, dedicada exclusivamente a niños con desafíos en el desarrollo de entre 4 y 11 años.

Natalia Roisman, directora de Felicidad Institucional de Otzma, Centro Cultural Terapéutico, enfocado en chicos de entre 2 y 12 años, pone el acento en desarrollar los gustos de cada niño. «Para nosotros, lo más importante es que cada niño y niña pueda elegir, más allá de la problemática existente, más allá del diagnóstico. Nuestro objetivo es que puedan potenciarse en aquello que sí pueden«, explicó Roisman.

  Cuarentena y autismo, y si es una oportunidad extraordinaria?

Pero, para lograr esto, las colonias tienen que reunir algunas características particulares. Los grupos deben ser reducidos y acompañados de forma personalizada por los profesores. Por ejemplo, en Aprendiendo a Jugar, hay un profesor cada tres chicos. Y en Otzma, los grupos no superan los ocho integrantes con dos coordinadoras y voluntarios.

Se deben generar ambientes que hagan sentir seguros a los niños para bajar el nivel de estrés y ansiedad. «Nosotros anticipamos cómo es la colonia mostrando fotos y videos del club y de los profesores, u organizando visitas, antes de que los chicos vayan«, aseguró Sotelo.

Un ámbito en el que se escuche al niño, se lo mire a los ojos, se le respete sus tiempos, se le de órdenes simples y claras e incluso habilite un espacio donde pueda tranquilizarse frente a lo que puede sentir como un exceso de estímulos sensoriales. Por ejemplo, en Aprendiendo a Jugar existe una sala de descanso donde los niños pueden recuperarse del estrés sensorial. Esto favorece un vínculo positivo con sus profesores y pares. «Es importante que los chicos se sientan mirados y partes del grupo. Ahí es cuando quieren ir a la colonia, buscan participar y se trabajan bien las habilidades sociales«, opinó Sotelo.

  Imperdible: quién cuida a los cuidadores de personas con discapacidad o neurodiversos?

Roisman agregó: «Lo que hace diferente a nuestra colonia es el amor, el respeto y la creatividad por el juego de cada niño y niña. La motivación por estimular aquello que les apasiona, los divierte y entusiasma. Queremos que Otzma sea ese lugar donde puedan sentirse cómodos siendo ellos mismos«.

Sotelo advierte que, para él, es muy importante flexibilizar las reglas dentro de la colonia ya que, a veces, estas se convierten en un obstáculo para los niños, los frustran y los excluyen de la actividad. «Una vez nos pasó que un chico no quería sacarse la remera para ir a la pileta. Se metió así dos o tres días hasta que logramos que lo hiciera. Si les pedimos a ellos flexibilidad, no tenemos que ser inflexibles nosotros«, explicó.

  Madre de niño con autismo es asesinada por vecinos que no toleraban las crisis de su hijo

Los niños con desafíos en el desarrollo, a veces, se cansan más que el resto. El gran desafío es poder regular la demanda de actividad que ellos pueden sostener. Escucharlos y respetar sus necesidades. Una buena experiencia de vínculo con el otro marcará la apertura de nuevos caminos durante el año escolar.

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal