Efecto Bolsonaro: Cómo puede impactar en la economía argentina

Jair Bolsonaro
Créditos: Jair Bolsonaro
Por: Santiago Cámpora @santiagocampora

El pensamiento de su principal asesor económico. El dilema entre el dirigismo militar y el liberalismo. Privatizaciones, mercados en alza y ¿derrame al vecino?

 

Cuando el domingo pasado comenzaron a conocerse los primeros resultados oficiales muchos no salían de su asombro. El candidato Jair Bolsonaro, caracterizado como un “populista de derecha”, se alzaba con guarismos que lo ubicaban muy cerca de ganar en primera vuelta. Sin pretender abordar los factores políticos de su victoria, resulta ilustrador asomarse al pensamiento económico de su entorno para esbozar ciertas líneas de acción.

El principal asesor económico del candidato ganador es Paulo Guedes. Lo primero que puede decirse de este economista doctorado en la Universidad de Chicago, es que, fiel a la impronta “market friendly”, se reconoce en contra de un Estado que caracteriza como “disfuncional” e identifica en el crecimiento del gasto público uno de los principales males que aquejan la economía brasileña.

Una de sus propuestas de reforma implica achicar el déficit fiscal de la economía vecina. En este objetivo su borrador no descarta la privatización de empresas públicas y el pasaje de un sistema jubilatorio público a uno privado o de “capitalización”, imitando el esquema chileno -y adoptado en nuestro país por un tiempo- el cual Guedes conoce bastante bien por haber sido profesor visitante de la Universidad de Chile durante algunos años. No obstante, el anuncio de Bolsonaro de que no privatizaría una empresa eléctrica impactó directo en una baja en la bolsa.

  Definieron la fecha del juicio por la muerte de Diego Maradona 

Es en esta línea donde surgen las primeras incógnitas sobre qué visión prevalecerá: si la tradición dirigista de las fuerzas armadas brasileñas con un Estado presente, la cual Bolsonaro parece suscribir, o la visión liberal de su principal asesor económico.

Criticado por sus posturas de ultraderechas y antisociales, en los mercados le sonrieron.
Criticado por sus posturas de ultraderechas y antisociales, en los mercados le sonrieron.

La noticia inmediata para la Argentina es que los mercados recibieron con algarabía el resultado de la primera vuelta electoral. El índice Bovespa subió un 4.5% y el real se fortaleció. De proseguir esta tendencia cambiaria, se consolidará la corrección de los desbalances comerciales con nuestro principal socio comercial esbozada el último mes.

En el mediano plazo, la integración en torno al Mercosur pasa a ser un interrogante. Es difícil que una plataforma comercial con matices proteccionistas y que apunta al desarrollo de un mercado ampliado puertas adentro de un arancel externo común conjugue acabadamente en el pensamiento económico de alguien que se define como un defensor a ultranza del libre comercio.

  Economía de la corrupción: Los costos reales y potenciales del Estado robado

Contrario a lo que ocurre en nuestro país, la inflación no parece un tema del que preocuparse. El Banco Central de Brasil, más allá de los vaivenes en el nivel de actividad, ha logrado mantener la inflación por debajo del 5% anual. Para ello, es probable que la tasa de interés de referencia (hoy en 6.5% anual) siga un sendero creciente en los próximos meses. Esta cuestión puede transformarse en un foco de tensión con el sector empresario, fundamentalmente con el conglomerado paulista, ciudad donde el candidato del Partido Social Liberal (PSL) obtuvo un enorme caudal de votos.

Respecto a la estructura tributaria, no sería de extrañar que los planes de Bolsonaro se inclinen por una simplificación del esquema impositivo vigente, eliminando gravámenes y unificando otros. Nuevamente, resta saber cómo conjugará esta idea con el objetivo de reducir el déficit fiscal enunciado previamente.

No quedan dudas de que la asignatura pendiente de la economía brasileña es consolidar la incipiente recuperación de la actividad que viene mostrando este año. Desde el inicio del escándalo del Lava Jato” en 2014, el producto bruto por habitante a caído un 10%. De revertir esta tendencia, nuestro país se verá beneficiado por el arrastre de su principal socio comercial y esto ayudará a morigerar la recesión que se avecina por estas latitudes.

  Alberto Fernández cruzó a Lacalle Pou y aumenta la tensión con Uruguay

De todas formas, todavía es muy temprano para dar alguna certeza. Aún resultando ganador en segunda vuelta, es probable que el ex militar enfrente fuertes resistencias a la hora de implementar su agenda de reformas: no cuenta con un bloque legislativo mayoritario en el marco de una gran atomización de bancas entre los respectivos partidos políticos.

En definitiva, más allá de la euforia inicial tras el resultado del domingo, el devenir concreto de la economía de Brasil hoy es incierto. A las inconsistencias “puertas adentro” entre el candidato a la presidencia y su principal asesor se le suma un escenario legislativo adverso, que si bien Bolsonaro conoce, no le será sencillo sobrellevar.

 

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal