Aunque arrancó con su autofinanciamiento, la Iglesia recibirá otros $155 millones del Estado

Con buena sintonía con Roma, el Ejecutivo confirmó la continuidad del aporte estatal al culto católico en 2021. Afirman que los montos van perdiendo valor real ya que no se ajustan por inflación y que "tiene buenas perspectivas" el programa de la Iglesia para poder generar sus propios recursos.
Aunque arrancó con su autofinanciamiento, la Iglesia recibirá otros $155 millones del Estado
Créditos: Aunque arrancó con su autofinanciamiento, la Iglesia recibirá otros $155 millones del Estado
Por: Emiliano Russo

El gobierno cuida su vínculo con la Iglesia: postergó el envío al Congreso del proyecto para legalizar el aborto, lanzó el programa Potenciar Acompañamiento para la capacitación de jóvenes adictos que habían demandado los curas villeros y, pese al programa de autofinanciamiento en marcha, seguirá sosteniendo culto católico por $155 millones en 2021. Como se trataría del mismo monto desembolsado durante el corriente, el mismo se reduciría en términos reales por una inflación anualizada que se ubicaría apenas por debajo del 40%.

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) decidió renunciar progresivamente al aporte del estado con la crisis que parió el macrismo en 2018, como un gesto hacia la sociedad, ya que sostiene que ese aporte apenas representa el 10% de lo que demanda el financiamiento total de la institución. Son recursos que se giran mensualmente desde el Tesoro para sostener parroquias de frontera, la capacitación de seminaristas y para pagar los sueldos de sacerdotes jubilados y de obispos retirados y en actividad.

En este contexto, el gobierno se apresta a definir el proyecto de Presupuesto que deberá girar el 1º de septiembre al Congreso para su tratamiento. Y la Secretaría de Culto, que comanda Guillermo Oliveri, ya definió continuar con el aporte al culto católico el año próximo. «En principio queda el mismo número: $155 millones«, indicó un calificado funcionario al ser consultado por este medio. La pauta es estimada por Culto y luego girada a Jefatura de Gabinete, donde la vicejefa Cecilia Todesca es quien define el detalle de los números de la futura ley de leyes que ingresaría por Diputados.

  138 testigos en el primer juicio contra CFK: Por qué Carrió, denunciante, no será uno ellos

Con una inflación proyectada del 37% para este año, y un tanto más baja para 2021 dependiendo «si manejan bien la absorción de la emisión» monetaria realizada por la emergencia de la pandemia, repetir el mismo monto en 2021 terminaría en una reducción que variaría según el número final del IPC. Traducido: significaría menos plata. «El Episcopado ha tomado un camino para paulatinamente ir renunciando a estos recursos. Pero los montos se han ido reduciendo porque no ha habido aumentos«, comentó el mismo funcionario. Es que en los últimos dos años del macrismo la asignación ascendía unos $130 millones anuales que se fueron licuando con una inflación cercana al 100% en ese período.

Este año el estado ha destinado al denominado «sostenimiento» del culto católico $155.398.660. Las leyes que regulan el sostenimiento son las 21.950, 22.950, 22.162, 22.430 y 21.540 que disponen regímenes especiales de asignaciones cuyo monto global se establece en base a número de obispos, seminaristas, parroquias de frontera y asignaciones vitalicias a sacerdotes y obispos eméritos y que dan lugar a una suma mensual que se transfiere a la CEA a través de este programa. Por afuera, El Ejecutivo otorga subsidios para la reconstrucción de iglesias o programas como Potenciar Acompañamiento que asisten la tarea pastoral del culto.

  Una semana después, Alberto Fernández confirmó al nuevo ministro de Justicia

«(Monseñor Oscar) Ojea nos dijo que van a renunciar a esos aportes y están trabajando en eso«, confió el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, a un colaborador recordando uno de los primeros contactos que tuvo con el titular del Episcopado. La pandemia no afectó el clima de diálogo entre el gobierno y la cúpula de la Iglesia local. «Es muy bueno, por ejemplo, Oliveri y Ojea hablan con mucha frecuencia. Y lo que siempre quedó claro en tema sostenimiento es que se irá acordando paso a paso. Sin apuro ni urgencia«, explicaron en el oficialismo.

Tampoco le es ajeno a la Casa Rosada el apoyo brindado por el Papa Francisco en la exitosa negociación de la deuda pública con los bonistas extranjeros. No en vano, un antiguo colaborador de Jorge Bergolgio, consideró que «el freno al proyecto del aborto tiene que ver con esto. Obvio que no hubo consulta a Roma pero en esos gestos no son necesarias las palabras y Alberto Fernández entiende de esto«.

Con todo, en la Iglesia insisten en que desde hace 2 años vienen trabajando para lograr el completo autofinanciamiento. La primera etapa consistió en una campaña para recaudar fondos en colegios de la diócesis de San Isidro a la que le siguió, en marzo pasado, la presentación del Programa FE. Con poco más de un mes de su plataforma on line, afirman en el clero que hay buenas perspectivas.

  Escándalo de los seguros: las irregularidades se extienden al Potenciar Trabajo

«A la plataforma no solo no la afectó la pandemia sino que es una herramienta que tienen las diócesis o parroquias porque hoy no hay colectas. Viene a unificar la posibilidad de generar recursos. Hay proyecciones positivas en fidelización, más de un millón de personas vieron las publicaciones de Facebook y unas 10 mil entraron al sitio«, explicaron desde la agencia Kiev, a cargo de la difusión del proyecto.

Ante la consulta de cuánto habían recaudado hasta el momento, desde el Episcopado respondieron que «hay posibilidades de donar a las diócesis y a las parroquias directamente. Los números se van a publicar cuando el circuito haga llegar a cada lugar el dinero. Está pensado todo con un canal de transparencia que se presentará en breve«. Es que en la web del Programa hay una pestaña de Transparencia donde, afirman, se informará sobre lo recaudado. Los recursos no sólo tienen como objetivo suplantar el aporte estatal sino generar un financiamiento integral de la obra de la Iglesia en el país.

El titular de la comisión episcopal para el Sostenimiento de la Acción Evangelizadora es monseñor Guillermo Caride, obispo auxiliar de San Isidro, que al momento de la presentación de la multiplataforma, se refirió a implicancia política de la renuncia a los aportes en el marco de la relación entre el Estado y la Iglesia.

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal