Cómo se preparan los seis candidatos a presidente para el debate en Santa Fe

Seis candidatos van al debate presidencial: cómo se preparan y qué estrategias usarán en esta nota.
Por: Daniela Gian

De un lado para el otro por la marcha #SíSePuede, el equipo que entrena a Mauricio Macri para el debate presidencial del próximo domingo 13 de octubre aprovecha los tiempos muertos para practicar. Algunos de esos momentos se dan durante los vuelos en el Tango 01 que el Presidente realiza todos los días a una provincia diferentes. Y, en Buenos Aires cuando el ajustado cronograma lo permite, imaginan que la Quinta Presidencial de Olivos es el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral, en Santa Fe, donde Macri debatirá con el resto de los candidatos.

El entrenamiento presidencial empezó esta semana y está a cargo de un equipo que integran el vocero de Macri, Iván Pavlovsky; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis; el secretario de Comunicación Pública, Jorge Grecco, el titular del programa Argentina 2030, Iván Petrella; el filósofo y asesor presidencial Alejandro Rozitchner; el secretario de Comunicación Estratégica, Hernán Iglesias Illia y la encargada de redactar los discursos del Presidente, Julieta Herrero.

“La estrategia no la contamos”, responde Pavlovsky ante la consulta de BORDER. En el equipo digital, que funciona en el búnker PRO de Balcarce 412, tampoco quieren dar detalles sobre cómo serán las intervenciones, pero adelantan que usarán el hashtag de la campaña, #SíSePuede, fragmentos de las intervenciones favorables a Macri (que se cortarán y lanzarán en vivo) y placas.

“Se hará un seguimiento y monitoreo del debate en redes y en el momento se analizará con qué hashtags salir”, cuenta un miembro de esa área. “La idea -explica la misma fuente macrista- es apuntalar lo que pasa en la TV, que es la que te guía”.

Macri será el primero de los candidatos en ingresar al salón y se ubicará en el margen izquierdo del escenario, de acuerdo al resultado del sorteo realizado por la Cámara Nacional Electoral que organiza el debate. A su lado estará José Luis Espert, luego Juan José Gómez Centurión, Roberto Lavagna, Alberto Fernández y Nicolás Del Caño, en el extremo derecho.

Después de la presentación de los moderadores, los periodistas María Laura Santillán y Rodolfo Barili, también será Macri el primero en hablar: tendrá 45 segundos para presentarse. Luego lo harán Fernández, Del Caño, Gómez Centurión, Espert y Lavagna. Y cuando hayan terminado, se dará inicio al primer eje temático: Relaciones Internacionales, un terreno en el que Macri podrá contar sus gestiones para “reinsertar a la Argentina en el mundo”, uno de los pilares de su Gobierno.

Alberto Fernández

En las oficinas del Frente de Todos en San Telmo, cuentan que “el equipo preparó una guía con los temas, tiempos de exposición y posiciones de los demás candidatos” para ayudar al candidato, pero Alberto Fernández “se prepara sólo”.

  Efecto Mac Allister: Interna feroz por la candidatura de Finocchiaro en La Matanza

Debido a la autogestión de los preparativos del debate, sus colaboradores más cercanos aseguran que no saben si ya empezó a practicar, ni cuándo lo hace. Sin embargo, aclaran que Fernández no tiene ningún coach, por lo que se asume que la forma en que ordenará sus reflexiones, los tiempos y frases con las que intentará causar efectos en los televidentes, saldrán de su propia imaginación.

“La importancia que Alberto le da al debate es la misma que al resto de la campaña: poca”, dice a BORDER una persona de su máxima confianza. Así y todo, se ajustará al programa de la fecha y usará los ejes temáticos para repetir las propuestas con las que ganó en las PASO e insiste para el 27 de octubre, donde el área económica juega un rol central.

En el área digital, que también funciona en las oficinas de la calle México, anticipan que preparan una estrategia para no pasar desapercibidos. “Es un día en el que se usan mucho las redes”, explican sin dar detalles.

Roberto Lavagna

El segundo tema de debate será Economía y Finanzas, un momento esperado por Roberto Lavagna. Cerca del candidato de Consenso Federal confirman que el economista usará ese bloque para insistir con el diagnóstico que repitió en sus últimas intervenciones: “Tenemos ocho años de estancamiento de la economía y los últimos dos de caída, lo que no existe en ningún país del mundo que no esté en conflicto”.

Además, Lavagna hará hincapié en que sabe cómo salir de una crisis, porque ya lo hizo, y que tiene experiencia como “piloto de tormentas”. A Alberto Fernández, lo tratará como el elegido de Cristina y La Cámpora, mientras que a Macri intentará exponerlo como “un incapaz”.

Un pequeño grupo de asesores lo prepara para la tarea: Santiago Tettamanti, Carlos Hourbeigt, Brian Giménez y el jefe de campaña, Armando Torres. Pero más allá de los aportes de sus colaboradores, quienes dialogaron con Lavagna en los últimos días aseguran que “tiene mucha confianza en lo que él sabe”.

En el equipo de redes del ex ministro de Economía, sin embargo, mantienen el hermetismo pero adelantan que preparan una estrategia que, de funcionar, podría repetirse en el segundo debate. Sólo deslizan una pista: “Vamos a buscar el factor sorpresa”.

Nicolás del Caño

  Los gobernadores buscan “blindarse" y desdoblar las elecciones provinciales para 2019

El candidato del Frente de Izquierda-Unidad también se centrará en la crisis económica. “Trataremos de demostrar que la crisis tuvo y tiene claros ganadores y que ese sector social es el que debe pagar los costos, y no el pueblo trabajador”, dicen en el equipo de campaña de Nicolás del Caño.  Pero además, se hará fuerte en el tercer eje del debate: Derechos Humanos, Diversidad y Género, durante el cual levantará una bandera histórica de la izquierda, como es el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Otros temas en los planea hacer foco son la situación laboral de la juventud y la defensa del medioambiente (un tema que podría entrar en el cuarto eje, Educación y Salud, o quedar para el siguiente debate, cuando se aborde el tema Ambiente). Del Caño prepara sus intervenciones para los dos debates a la vez con el asesoramiento economistas y la comisión internacional de La Izquierda Diario. Ellos son los encargados de elaborar los textos de las exposiciones que el candidato empezará a practicar en las próximas horas.

Los discursos finales de Del Caño estarán basados en lo que el espacio cree que dirán el resto de los oradores, pese a que el formato del debate permite a los candidatos eludir eventuales preguntas cruzadas. La posibilidad de preguntarse entre ellos había sido uno de los planteos que llevó el dirigente del FIT a la Cámara Nacional Electoral, pero que finalmente fue rechazado.

Paralelamente, en las redes preparan “una acción intensa, concentrada especialmente en Twitter, utilizando el hashtag oficial del debate, más uno propio, para destacar frases y ejes que proponga Nicolás”, dicen a BORDER desde su equipo. Para la acción digital usarán  fotos y videos propios con los que intentarán desplegar una cobertura casi en tiempo real y placas gráficas para destacar los dichos de Del Caño más importantes. Además, cuentan con que la militancia y los simpatizantes del FIT-Unidad (muy activos en Twitter) aporten una destacada presencia de la izquierda por fuera de las redes oficiales.

Juan José Gómez Centurión

Un equipo de seis personas (cuyos nombres no fueron revelados) asesora para el debate al candidato del Frente NOS, Juan José Gómez Centurión. Ellos son los encargados de preparar los temas de exposición y coachear al ex militar para que puedan sintetizar el discurso y adaptarlo a los escuetos tiempos del debate, que finalizará a las 23:15 ya con dos nuevos moderadores: los periodistas Gisella Vallone y Guillermo Andino.

En el entorno de Gómez Centurión cuentan a BORDER que la preparación incluye también “escuchar a la gente”. Y aseguran que considera al debate una instancia “de mucha importancia porque el pueblo argentino podrá escuchar y comparar los diferentes proyectos, la credibilidad, la trayectoria y la coherencia de los seis candidatos”.

  Cruces, propuestas y definiciones que dejó el debate presidencial

La estrategia de Gómez Centurión será hacer hincapié en que “tiene un proyecto de Nación diferente para rescatar a la Argentina del fracaso en que la sumieron en los últimos 20 años”, anticipan desde su equipo de campaña. Y sin dar detalles, avisan que también desplegarán una acción en las redes sociales “para interactuar con todo el país”.

es.

José Luis Espert

Uno de los que más cómodos se sentirá en el debate será José Luis Espert, acostumbrado a defender sus ideas y hacerse notar ante las cámaras de TV. “No hay que coachearlo porque él ya sabe manejarse en televisión y el debate en definitiva es un programa de televisión”, dice a BORDER una de las personas que lo acompaña a diario en la campaña.

El economista recibió en los últimos días varios consejos e ideas de su equipo. Especialmente, por parte de su candidato a vicepresidente, Luis Rosales, quien tiene una vasta experiencia en el desarrollo de campañas electorales en Estados Unidos, donde los debates están instalados desde hace años. De hecho fue Rosales quien acercó a Espert al consultor estadounidense Dick Morris, famoso por haber sido el gurú de Bill Clinton durante dos décadas, y lo sumó a la campaña del Frente Despertar.

“Espert se toma en serio todo lo que encara, es muy responsable y todo lo que implique hacer propuestas lo hace desde un punto de vista muy serio porque es un intelectual”, asegura Rosales ante la consulta de BORDER. El compañero de fórmula no quiere dar pistas sobre cuál será la estrategia que utilizará, pero adelanta que hará foco en el eje económico, que es su fuerte. “La mayoría son temas que tiene analizados y estudiados en sus libros y trabajos”, agrega.

El único desafío que ven en el equipo de campaña del candidato liberal es que Espert logre adaptarse a las particularidades del debate, como los tiempos acotados, sin dejar de ser él mismo. Conseguido eso, confían en que la dinámica del vivo le juegue a favor.

También tienen expectativas sobre la participación de los jóvenes seguidores del economista en las redes sociales, donde Espert suele hacer ruido cada vez que se lo propone. Como el resto de los candidatos, prefieren no hablar de estrategias digitales y aseguran que “el debate por sí sólo va a tener tanta difusión que no hace falta nada más”.

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal