El Gobierno intenta cerrar las grietas en Desarrollo Social por el escándalo de los sobreprecios

La crisis devenida de los sobreprecios en alimentos generaron cambios en el organigrama del ministerio conducido por Daniel Arroyo, pero también expusieron la resistencia de funcionarios de pura extracción kirchnerista. Las quejas de las organizaciones sociales por lo que consideran una modificación insuficiente en el área de Compras y por la falta de mercadería en los comedores.
Por: Emiliano Russo

El Gobierno intenta suturar la interna desatada en Desarrollo Social con la escandalosa compra de alimentos con sobreprecio: hubo reemplazos cercanos al ministro Daniel Arroyo de los funcionarios cesanteados, fueron confirmadas funcionarias surgidas del riñón del kirchnerismo -en una reedición de las tensiones que buscan no inquietar a la vicepresidenta Cristina- pero continúan las quejas de las organizaciones sociales que no lograron sumar cupos a los que ya tenían en la cartera y ahora agitan las denuncias por la insuficiente cantidad de productos destinados a los comedores y merenderos del país.

Tras la salida del ministerio del secretario Gonzalo Calvo y de otros 15 funcionarios –el último fue el director de Compras Mariano Rueda, segundo de Cecilia Lavot, una dirigente de Kolina que resiste en su puesto pese a la embestida de las organizaciones sociales-, fueron nombrados Erika Roffler, como secretaria de Articulación de Política Social –en reemplazo del «renunciado» que había llegado a su cargo por recomendación del intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallerares- y Gustavo Aguilera, como subsecretario de Asistencia Crítica, que vino a cubrir el cupo de los intendentes ya que está vinculado a Juan Zabaleta (jefe comunal de Hurlingham). Según informaron desde el histórico edificio de 9 de Julio y Moreno, el resto de los reemplazos “aún están en proceso de definición pero todas las áreas están trabajando aunque sin nombramiento formal.

Lo cierto es que Arroyo designó en lugar de Calvo a Roffler, una funcionaria de su confianza que venía trabajando como jefa de su gabinete. Respaldado por el presidente, con ese gesto intentó enterrar las versiones de falta de conducción en un «ministerio loteado» por distintas facciones. Una semana más tarde se terminó yendo el director de Compras y Contrataciones, el mencionado Rueda, “un macrista” según definió un reconocido dirigente social que talló en la interna y prefirió el anonimato.

  Coronavirus en la provincia: “Los municipios con más casos tiene entre el 80 y el 85% de camas ocupadas”

Otro dirigente social, que supo ser funcionario, dijo respecto al último desplazado que “no tenía peso daba igual si lo sacaban o no. Si se meten ahí tienen que ir por Lavot. Y eso es (el ex viceministro de Alicia Kirchner y actual diputado Carlos) Castagneto. Ahí no se animan”. Sucede que varios referentes de las organizaciones querían que se cambiara de raíz al área de Compras de Desarrollo Social. No sólo para que haya más transparencia sino también para poder incluir a otro funcionario de la misma extracción. “No se llegó a ir a fondo” con los cambios, azuza un funcionario que todas las semanas visita en Olivos al presidente.

Con todo, hoy revisten dentro de la cartera Emilio Pérsico, del Movimiento Evita, Daniel Menéndez, de Barrios de Pie y Rafael Klejzer,dirigente de la CTEP. De esa misma confederación es referente Juan Grabois que logró incluir dirigentes de confianza en el ministerio de Vivienda y Hábitat. Tampoco tiene despacho en Desarrollo Esteban “Gringo Castro”, secretario general de la CTEP y marido de la intendenta de Moreno (Mariel Fernàndez), pero sí es escuchado dentro de las oficinas del edificio que lleva el rostro de Evita en uno de sus frentes.

Con todo, la permanencia de Lavot deja al descubierto el poder que detenta el kirchnerismo duro y que pese a las tensiones permanentes con los dirigentes del albertismo, por ahora resisten en sus cargos. Sin ir más lejos, en Desarrollo Social Laura Alonso –una dirigente camporista- logró sortear las críticas de los movimientos sociales y de algunos intendentes y sigue conduciendo la secretaría de Inclusión Social. Pero esas tensiones se replican en otros organismos, como contó #BORDER hace unos días, entre estrechos colaboradores de Alberto Fernández y la titular de la Anac, Paola Tamburelli –impulsada por el senador camporista Mariano Recalde-, que se hizo evidente con el “valija gate” de Marcelo Tinelli.

  Pfizer pidió autorización a la ANMAT para usar su vacuna contra el Covid-19 en la Argentina

Lo cierto es que para evitar nuevos episodios como la compra de azúcar y aceite por encima de los precios máximos, Jefatura de Gabinete emitió una resolución mediante por la que se ordena que sólo se podrá hacer compras por debajo de los precios máximos mayoristas. También se modificó el sistema de pagos para garantizar el desembolso en 45 días a quienes ganen en las compulsas de precios, que es el sistema de compras acelerado previsto en el decreto del Covid-19.

En paralelo, se realizaron gestiones con los productores de alimentos y se los convocó a que se presenten como proveedores del estado para poder participar de las licitaciones y compras por compulsa de precios a fin de terminar con los intermediarios. Hace unos días presidente recibió en la quinta de Olivos a Luis Pérez Companc, CEO de la alimenticia Molinos Río de la Plata, en un gesto de apoyo a esta iniciativa.

Lo cierto es que estos reacomodamientos no han hecho acallar las críticas de las organizaciones sociales. Silvia Saravia, coordinadora de Barrios de Pie –de la facción que se separó de “Chuky” Menéndez cuando éste ingresó al Frente de Todos-, indicó a este medio que “en la reunión del Consejo de Emergencia de la semana pasada nos presentaron a los nuevos funcionarios. Y nos dijeron que ahora Mariela Gonzàlez estará encargada de la distribución de alimentos”. Tras la crisis, Gonzàles asumió como directora nacional de Emegencia: tiene buen vìnculo con las organizaciones que ya había anudado durante su anterior paso por la función pública durante la gestión de Alicia Kichner.

  ¿Cuáles son los riesgos de la nueva cepa del Covid detectada en Japón y proveniente de Brasil?

Empero, Saravia advirtió que “hoy no hay fecha probable de la entrega mensual de alimentos a comedores y merenderos. Habían hecho una entrega parcial hace 15 días pero varias provincias no recibieron nada, algunas están hace 2 meses sin mercadería”. Por su parte, el diputado Juan Carlos Alderete, referente de la CCC pero aliado dentro del Frente de Todos, tampoco se quedó callado: “algunos funcionarios van detrás de la realidad o toman algunos compromisos…Pero la falta de alimentos es enorme. Y en algunas provincias hay peleas con intendentes que creen que les estamos disputando poder y no se dan cuenta que en esta emergencia el asistencialismo no va”.

El también dirigente social valoró. en cambio, las acciones que vienen llevando en los barrios los curas y los referentes de los clubes: este miércoles participará junto a “Chuky” Menéndez de ollas populares en el predio de Deportivo Laferrere. “En intendencias como La Matanza, tenemos que hacer todo por afuera”, dice tirando un dardo hacia el alcalde Fernando Espinoza y la vicegobernadora Verónica Magario.

En las últimas horas, Juan Grabois, en declaraciones radiales, reconoció que “(por la cuarentena) debemos estar entre 45 y 50% de pobreza, porque (los efectos económicos de la pandemia) le pegan a los sectores que viven al día, que trabajan en lo que denominamos la economía popular» y señaló que en materia de asistencia alimentaria, «se duplicó o triplicó comparado con lo que había antes” del aislamiento social obligatorio. “Se va a volver a duplicar en una semana si la gente no empieza a poder ganarse el mango«, concluyó.

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal