El oficialismo quedó empantanado en el “plan platita” y se complican sus aspiraciones electorales

El gobierno apostó por una batería de medidas que le dieran impulso a su carrera por la presidencia, pero la resistencia de empresarios y gobernadores cuestiona la gobernabilidad y dificulta las aspiraciones del oficialismo.
Massa
Créditos: Massa
Por: Martin Beraza

En la previa del inicio de la campaña por las presidenciales, el Gobierno buscó paliar los efectos de la devaluación del 22% del dólar oficial con medidas que fueron señaladas por la oposición como un nuevo capítulo del “plan platita”. En tanto, mientras el titular de Hacienda, Sergio Massa, ve como sus iniciativas para sobrellevar la crisis económica podrían naufragar ante una inflación descontrolada, desde el Observatorio de la Deuda Social de la UCA advirtieron que cuatro de cada diez argentinos es pobre, el nivel más alto en 17 años.

Tal como estaba estipulado por la Cámara Nacional Electoral, hoy comenzó formalmente la carrera por el sillón de Rivadavia en una situación de extrema paridad entre las fuerzas políticas que más votos obtuvieron en las PASO. El candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei, bajó del 30%, mientras que Juntos por el Cambio (28%) y Unión por la Patria (27,2%) se acercaron al libertario, lo que dejó un margen de menos del 3% entre los tres principales postulantes.

 

Leé también: Sergio Massa levantará las restricciones a importaciones de las pymes industriales

 

En ese marco, el Gobierno, cuya mayor referencia política hoy es Sergio Massa, intentó despegarse de la mala performance económica y buscó dar un “golpe de efecto” que lo posicione en el centro de la escena de cara octubre. No obstante, los anuncios para atacar la escalada inflacionaria rápidamente entraron en un pantano donde muchos empresarios y gobernadores de provincias como Córdoba, Santa Fe, Tucumán, La Pampa, Catamarca, Chaco y Santa Cruz, ven difícil poder cumplir con el bono de 60 mil pesos y demás iniciativas del oficialismo.

  Malena Galmarini: "La gente se hinchó las pelotas de nosotros"

Por su parte, desde la oposición salieron al cruce y criticaron la implementación de lo que llamaron una reedición del “plan platita” modelo 2023. “No se pueden esperar resultados distintos haciendo lo mismo de siempre”, escribió Milei en redes sociales, luego de que se conocieran las medidas. Lo propio hizo Patricia Bullrich, quien sostuvo que el funcionario nacional “se burla de la gente” y que “para empujar su candidatura tomó una serie de medidas que la inflación se va a comer en pocos días”.

Otro que salió con fuerza a cruzar al Gobierno fue el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, quien señaló lo que para él fue un desacierto del ministro de Economía. «Creo que Sergio Massa se atragantó. Con esto de ser candidato, sacó una medida en el marco de otras con este plan platita, y me parece que es un error entrometerse con las finanzas provinciales y municipales, buscando ser el que lidera el tema”, sostuvo en diálogo con radio Delta 90.3.

Entre los defendieron las iniciativas que se dieron a conocer el fin de semana pasado estuvo el presidente Alberto Fernández quién, ante el evidente rechazo de varios sectores al plan de Massa, intentó otorgarle otro sentido a la batería de medidas. “Y esto, para que nadie los confunda, no es el ‘plan platita’, es el ‘plan justicia’; que los que más tienen mejor repartan. No es otra cosa”, enfatizó el mandatario en un acto oficial.

El término “plan platita” se popularizó en 2021, cuando el entonces candidato del oficialismo Daniel Gollán afirmó que el Frente de Todos hubiera tenido un mejor resultado en las primarias legislativas si los electores hubieran tenido “más platita” en sus bolsillos.

  Javier Milei con Tucker Carlson: "El Papa está del lado de dictaduras sangrientas"

 

Las medidas de último momento no alcanzan para resolver la crisis

 

A fines de julio, la portavoz Gabriela Cerruti se animó a asegurar que «en Argentina no hay hambre» y negó que el país esté en medio de una crisis económica, pero las cifras actuales de inflación y la pobreza crecientes ponen en entredicho las polémicas afirmaciones de la vocera presidencial.

El Observatorio de la Deuda Social de la UCA advirtió ayer en una presentación realizada por su director, Agustín Salvia, que en nuestro país cuatro de cada diez argentinos es pobre, una situación que para encontrar antecedentes hay que remontarse al 2006. Además, durante el evento en la sede Paraná de la Universidad Católica Argentina, el investigador y sociólogo indicó que, según los últimos datos del instituto, la pobreza en la Argentina alcanza al 38,9% de la población, una tasa similar a la observada 17 años atrás.

 

Leé también: Un ex comisario será el candidato a vicejefe de Gobierno de Ramiro Marra

 

Por otra parte, las estimaciones privadas arrojan números de dos dígitos para la inflación en alimentos, una categoría que afecta directamente a los sectores vulnerables. La consultora Focus Market reveló en su último informe que el incremento en ese rubro llegó al 10,8 % en agosto. El estudio se realizó sobre 682 productos de diferentes marcas a los efectos de evaluar la evolución de precios.

Según ese trabajo, todas las categorías de consumo masivo presentan aumentos de dos dígitos: alimentos 10,8 %, bebidas 11%, cuidado personal 13,7% y limpieza 10,1%. «Luego de la devaluación post PASO, la aceleración en la variación de precios generó aumentos de hasta el 20% en varias categorías de consumo masivo», aseguró el director de la consultora, Damián Di Pace.

  El PRO no le teme al “efecto desgaste” y se encamina a una competencia feroz en Provincia

Las expectativas para septiembre tampoco son positivas, ya que la inercia de la devaluación y los anuncios de Massa podrían generar una mayor presión inflacionaria. El ajuste acordado entre el Gobierno y las principales empresas de consumo, supermercados y mayoristas, marca un 5% de aumento tope para más de 52.300 productos. Sería el segundo aumento del acuerdo tras el 5% inicial de agosto. Sin embargo, hay muchas empresas que se mostraron en desacuerdo con el margen de suba actualizado y argumentaron que no compensa el aumento de costos provocado por la devaluación del 22%.

De esta manera, la falta de pericia en la implementación de medidas para morigerar los efectos de la crisis que provocó la devaluación posterior a las PASO y el apuro del oficialismo por ponerse en carrera de cara a las generales, terminó por generar un pantano del que Massa tendrá que salir si quiere mejorar su performance de agosto y tener chances de superar a la oposición. En el medio deberá surfear un panorama complicado en lo que respecta a su gestión al frente del ministerio de Economía.

 

 

 

 

SEGUÍ LEYENDO:

 

La Plata: diez escuelas fueron vandalizadas con mensajes contra la ESI

 

Deterioro cognitivo: tan solo un 35% de los casos son detectados a tiempo

 

Inversiones en plazo fijo: ¿Cuánto gano si invierto $300.000?.

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal