Empeoran las proyecciones de la Argentina y la economía caería 10,5% en el año

Las cifras corresponden al último informe presentado por la Comisión Económica para América Latina de la ONU. El PBI regional se contraería al menos 9,1% y superaría los históricos niveles de la Segunda Guerra Mundial. Millones de nuevos pobres y perspectivas desalentadoras.
Por: Gonzalo Bañez Villar @gonzabanez

Los pronósticos sobre economía de los organismos internacionales empeoran para todos los países del mundo, y Argentina no es la excepción. Según estimaciones de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de las Naciones Unidas, el PBI de Argentina caerá 10,5% en el año. Hace 3 meses, cuando la pandemia todavía no había golpeado fuerte en la región, las proyecciones se situaban en torno al 6% de contracción.

Este panorama se sitúa dentro de un marco donde la región de América Latina y el Caribe se contraerá, por lo menos, un 9,1%. Son los peores pronósticos publicados por la CEPAL desde que comenzó la pandemia del coronavirus y significan las mayores caídas desde la Segunda Guerra Mundial, o incluso peores. Tal como detalla el informe, esto no escapa a la crisis que sufrirán todos los países del mundo, donde el 90% verán disminuir sus PBI, «un proceso sincrónico sin precedentes en la historia».

La caída de la economía argentina proyectada para 2020
La caída de la economía argentina proyectada para 2020

La situación de Argentina parece ser tan alarmante que sólo se colocará por detrás de Perú (con una contracción de su economía del 13%) y de Venezuela (el país que más sufrirá con estimaciones que rondan 26% de caída). Según pudo saber #BORDER, las cifras publicadas por la influyente comisión dependiente de la ONU están en sintonía con los pronósticos que manejan en Casa Rosada, los mismos que aceleraron el proceso para volver a reabrir comercios e industrias en medio de la crisis. Los países que le siguen a la Argentina con Brasil (-9,2%) y Ecuador (-9%).

  El Gobierno avanza y confirma el bono a la indigencia

El panorama se vuelve más sombrío cuando se analiza que, tal como alertó la propia Organización Mundial de la Salud, la pandemia no sólo no terminará pronto sino que se encuentra en su peor momento. Hace tres meses, el mismo informe de la CEPAL proyectaba una caída del 5,3% del PBI de la región para 2020 y una contracción de 6,5% para Argentina. Hoy, aquellas cifras casi se duplican. Por lo que desde el organismo internacional advierten que el declive mantenerse de continuar con la situación actual.

Los niveles de pobreza y pobreza extrema de la Argentina producto de la caída de su economía
Los niveles de pobreza y pobreza extrema de la Argentina producto de la caída de su economía

Es sabido que la caída económica tiene un impacto directo en el empleo y en la pobreza. En ese sentido, la CEPAL proyecta que la Argentina será el país que tenga el mayor incremento en la tasa de pobreza con un incremento del 7%, lo que llevaría el total a por lo menos un 37,5% del total de los argentinos. Brasil, Ecuador, El Salvador y México serán los otros países que también sufran el impacto. Nuevamente, esta tendencia se da en el contexto donde se espera que al menos 45 millones de personas en todo el continente cruce la línea de pobreza. La ONU estima que de un total de 185,5 millones de pobres en 2019 la cifra pueda saltar a 230,9 millones para fin de año. Cifras que asustan.

  #BORDER en Tucumán: Los Vázquez, el pueblo que crece entre un basural y el paco

Otro de los puntos que marca el informe del organismo regional dependiente de la ONU es el de la desigualdad en el ingreso per cápita. Una problemática ya existente en América y que parece agravarse con la crisis del Covid-19. Según las cifras publicadas, el índice de Gini -medición universal para determinar esta variante- «se incrementaría entre 1% y 8% en los 17 países analizados», siendo las economías más grandes los que peores resultados arrojan. En esta franja, la Argentina también se encuentra en el grupo donde el porcentaje es igual o mayor al 6%, es decir, los países donde habrá más desigualdad en los ingresos.

Si bien los países de la región han anunciado medidas muy importantes, en la medida que se extiende el confinamiento se requieren esfuerzos adicionales para satisfacer necesidades básicas y sostener el consumo de los hogares«, explica la titular de la CEPAL, Alicia Bárcena. Desde hace meses en múltiples declaraciones públicas Bárcena alertó que la región «se encamina a una década pérdida« en términos económicos, teniendo en cuenta que en los últimos 6 o 7 años los crecimientos económicos fueron muy bajos y hasta incluso negativos -como el caso de Argentina- y los años que vendrán serán más difíciles todavía.

  La inflación semestral trepó casi al 60 % y el FMI culpa a la deuda externa

Las estrategias de los organismos internacionales y de los propios gobiernos de la región están puestas en el rebote que puedan tener las economías, pero de eso dependerá también la situación de cada país. Por tal motivo, el Gobierno nacional espera, dentro de lo posible, poner en marcha paquetes de medidas que permitan reactivar lo antes posible un sistema que quedará muy golpeado tras la pandemia.

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal