Desaparición de Facundo: el rompecabezas de versiones que definen su búsqueda en el interior bonaerense

La supuesta desaparición forzada del joven, que ya motivó una carta de la ONU al gobierno nacional, moviliza una búsqueda intensa en el sur provincial. Lo detuvieron el 30 de abril por violar la cuarentena. Las claves del caso.
Facundo Astudillo
Créditos: Facundo Astudillo
Por: Josefina López Mac Kenzie

¿Qué pasó con Facundo Astudillo Castro, el 30 de abril, entre las 9 y las 15, en una hilera de pueblos chicos ubicados sobre la ruta 3 del sur bonaerense, en plena cuarentena? Ese es el quid del caso, una historia que lleva dos meses y medio, pero escaló en la agenda en las últimas semanas, al convertirse en una presunta “desaparición forzada” sobre la que ya reclamó atención un organismo de la ONU. Es que el último registro del joven lo ubica en una dependencia policial.

Un parte urgente emitido por la Policía de la provincia de Buenos Aires el 30 de abril –al que accedió BORDER– indica que Facundo Astudillo llegó a la subestación policial de Mayor Buratovich, al sur de la provincia de Buenos Aires, a las nueve de la mañana de ese día, y no a las diez, como se creía. Esas son las coordenadas de tiempo y lugar donde nacen los interrogantes sobre el paradero de Facundo, cuyo rastro se pierde en una hilera de pueblos de menos de diez mil habitantes ubicados sobre la ruta 3, entre Pedro Luro y Bahía Blanca.

Facundo pretendía llegar a Bahía, donde vive su ex novia y donde él también vivió y trabajó informalmente hasta el verano. Él no estaba viviendo con su familia, no estaba nada bien de ánimo, y ésta no era la primera vez que se iba. Salió temprano a dedo desde Luro, su pueblo. A las 9.00, Facundo fue aprehendido por personal policial de Buratovich porque “se encontraba infringiendo medida de aislamiento social, preventivo y obligatorio” (artículo 205 del Código Penal), indica el parte urgente N° 139958. Este parte se envió a las 10:38:49, y por esta infracción se dio intervención al juzgado federal 2 de Bahía Blanca.

Una foto policial dada a conocer por el sitio LaBrujula24.com muestra la detención. Facundo está de espaldas contra un patrullero Toyota Hilux (de los más nuevos de la fuerza). A su lado, de frente a la cámara, está un efectivo policial. Es la última imagen que se conoce de Facundo. Su mamá, Cristina Castro, y la mamá de uno de sus mejores amigos, ya habían visto esa foto al denunciar la ausencia de Facundo. El abogado de la familia, Luciano Peretto, dijo a BORDER que la foto luego fue “borrada” de los teléfonos de los policías. No parecería un dato menor.

  “Desaparición forzada”: la nueva carátula del caso Maldonado tira por tierra la estrategia de Bullrich

No está claro qué pasó desde entonces. ¿A qué hora le sacaron esa foto? ¿Cuánto tiempo estuvo Facundo en Buratovich? ¿Lo llevaron a una comisaría, como en otros operativos hechos en la cuarentena en la zona, o lo dejaron seguir su ruta hacia Bahía, como sostiene la Policía? Facundo llamó a su mamá a las 13.30. A las 20.21, le llegó a un amigo un mensaje que dice que se está quedando sin batería. Para el abogado, no resulta verosímil la autoría del SMS (que no formaría parte de los registros de la empresa Claro).

Las versiones

La Policía sostiene que después del retén en Buratovich lo dejó seguir hacia Bahía. Esta versión se compone de dos testimonios. Una sargento dijo haberlo llevado a las 12.30 desde la salida de Buratovich, cuando manejaba el auto de su papá e iba de civil, y haberlo dejado en el acceso a Origone, localidad siguiente. El teniente encargado de puesto de vigilancia de Origone dijo haber identificado allí a Facundo a las 15. Dijo que alguien avisó por teléfono sobre una persona caminando al costado de la ruta, y que él identificó al joven, quien después se fue en una Renault Duster gris. En esta lógica, Facundo podría haber llegado a Bahía.

Cristina Castro dio detalles relevantes sobre ese testimonio. En una entrevista al programa La Mecha en la radio de la Provincia de Buenos Aires, contó que quienes habrían visto a Facundo ahí en Origone lo describieron “con las manos puestas sobre el asfalto, como si estuviera muy golpeado y muy descompuesto”. Consultado por BORDER, Peretto confirmó que ese testimonio obra en sede judicial. De ser cierto, ¿el policía de Origone no notó que Facundo estaba mal?

  Comparaciones odiosas: Cómo en la liga inglesa las hinchadas caminan por la misma vereda

Pero retrocediendo a Buratovich, otros tres testigos ubican a Facundo allí, también a las 15, y subiendo a un patrullero (no de los más nuevos). De ser cierto, esto podría llegar a anular todas las versiones policiales, pero también quizá la de quienes dicen verlo golpeado y descompuesto en Origone, salvo que se piense en que pudo haber más de un trayecto sobre la ruta 3 entre media mañana y las 15 de aquella jornada.

Secuestraron la patrulla de Teniente Origone.

La secuencia de Origone no pudo ser confirmada con las cámaras del Centro de Monitoreo de Médanos. La dependencia informó en el expediente que las filmaciones no se guardan después de superados los 30 días. Hay que recordar que la denuncia por la ausencia de Facundo se realizó el 5 de junio, 36 días después de su partida.

Las hipótesis

La querella (los familiares de Facundo y la Comisión provincial por la Memoria, en su condición de Mecanismo Local de prevención de la Tortura) tienen una fuerte sospecha sobre la responsabilidad policial en la desaparición del joven, no sólo porque su última foto es en un control policial sino porque advierte “contradicciones” en el relato de los efectivos y porque tienen la convicción de que el celular de Facundo se apagó en esa zona.

Por esto, primero lograron que se apartara la Bonaerense de la pesquisa y que después el caso pasara directamente al fuero federal, donde ahora se investiga, en manos de la jueza abriela Marrón y el fiscal Santiago Martínez. Al resolver que se transfiera la competencia de la justicia penal bonaerense a la federal para que investigue el caso de Facundo como desaparición forzada, la jueza de Garantías Susana Calcinelli sostuvo: “Si bien también han declarado testigos que afirman haber visto a Facundo en esta ciudad de Bahía Blanca, aquella intervención policial [situada en Buratovich] resulta suficiente, a mi juicio, para afirmar que corresponde sea investigada la hipótesis que permitiría el encuadre legal sostenido por las partes, al menos por el momento”.

  Kicillof defendió la gestión de Berni, aseguró que el delito baja y prometió una Bonaerense “humana”

Esta mañana, el jefe de la Bonaerense, Daniel García, intervino la Policía de Villarino. La semana anterior, el Auditor General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial (organismo encargado de investigar la conducta de la Bonaerense), Darío Díaz, viajó también a la zona para trabajar sobre el caso. Y se esperan resultados de pericias sobre vehículos y otros elementos secuestrados.

Fuera de Buratovich, se busca también a Facundo con agentes, vehículos, perros y drones que probablemente siguen puntas investigativas territorialmente más amplias. Se incluye así a equipos operativos de Bahía Blanca, Chascomús, Dolores, Azul, Mar del Plata, Necochea, Olavarría, Tandil y Pinamar, según fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación con acceso a la investigación.

La investigación empezó el 5 de junio, a partir de la denuncia que hizo su mamá el 5 de junio en la comisaría Segunda de Villarino. Por el momento, ni la Provincia ni la Nación ofrecieron dinero (recompensa) a cambio de datos para encontrar a Facundo, como suele hacerse en otros casos, en el marco de normativa de la que disponen ambas administraciones.

Si te interesó esta nota, podés leer más de la autora

Cuarentena: Asuntos Internos abrió 159 sumarios por abusos de la Bonaerense y no indagó a ningún policía

 

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal