Milei y los gobernadores: claves en la disputa

La lucha por las transferencias discrecionales añade una capa adicional de complejidad a la ya tensa relación entre Milei y los gobernadores.
Por: #BorderPeriodismo

En medio del tenso escenario político, la disputa por la restitución del impuesto a las Ganancias entre el Gobierno de Javier Milei y las Provincias revela un conflicto más profundo: la pelea por las transferencias discrecionales, fondos manejados por el Tesoro Nacional en paralelo a la coparticipación federal. 

En juego no solo están los fondos dejados de percibir por la eximición del impuesto a las Ganancias, sino también las llamadas transferencias discrecionales. Estos fondos, con un presupuesto asignado de 2,25 billones de pesos este año, representan el 1,3% del PBI. La asignación ya supera los 1,7 billones.

Aunque se denominan «discrecionales», están vinculadas a diversos programas y acuerdos entre la Nación y las Provincias. Su ruptura podría desencadenar conflictos legales. A pesar de ello, el presidente Javier Milei y el ministro de Economía Luis Caputo plantean la posibilidad de ejercer más control sobre estos fondos.

  Milei dio un discurso en el Copello, el colegio donde se formó

Las transferencias discrecionales abarcan partidas corrientes y de capital. Entre las corrientes, destacan el Fondo Nacional de Incentivo Docente, el Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires y la asistencia financiera a Provincias y Municipios. En cuanto a gastos de capital, se centran en obras viales, desarrollo de infraestructura y apoyo a la obra pública.

El Gobierno Nacional pretende cerrar la canilla de las transferencias antes de discutir con los gobernadores. La dimensión del recorte es incierta, pero podría llegar hasta un tercio de los fondos. Mientras algunos defienden la legalidad, la Casa Rosada argumenta la necesidad de mantener el impuesto a los ingresos para reducir el déficit y controlar la inflación.

El enfrentamiento por la asignación de fondos recién empieza. Ahora, los gobernadores deberán negociar con el gobierno central para asegurar la obtención de los fondos necesarios para el funcionamiento  de sus provincias. Este escenario proporciona a Milei un contexto ideal para buscar de manera estratégica la aprobación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

  Carlos Rodríguez, sobre las reformas que planea Milei: "Hay que sufrir, no cabe duda"
Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal