El PAMI recortó cargos políticos ocupados por militantes de La Cámpora

El PAMI realiza un recorte drástico de cargos políticos, despidiendo a 30 funcionarios vinculados a La Cámpora.
Por: #BorderPeriodismo

La obra social de los jubilados, el PAMI, comenzó con un proceso de transformación que implica un recorte en su estructura jerárquica, con la eliminación de 30 puestos clave, desde gerentes hasta subdirectores, quienes ostentaban salarios de alrededor de tres millones de pesos mensuales.

Bajo la dirección ejecutiva de Esteban Leguizamo, las medidas implementadas representan un ajuste del 24,18% en los niveles jerárquicos, un notable 75% en Secretarías y Dirección Ejecutiva, una reducción del 33% en el número de gerencias y casi un 20% menos de subgerencias.

Se trata de  30 funcionarios apuntados que ocupan cargos políticos, nombrados a dedo durante la gestión de Luana Volnovich, figura cercana a Máximo Kirchner. En este sentido se sabe que esta será la primera oleada de despidos, pero no la última: se han identificado «ñoquis» en la estructura del programa de atención médica, lo que podría llevar a un aumento del 33% en los recortes de cargos jerárquicos en las próximas semanas.

  Desplome industrial bajo la administración de Milei

Simultáneamente, la nueva dirección del PAMI, pondrá en marcha restricciones para un porcentaje del personal que percibe salarios sin justificación. Las personas fueron identificadas mediante un nuevo sistema de control de presencialidad.

En declaraciones previas, Javier Milei había adelantado que el PAMI seguirá funcionando, pero será eficientizado y se restaurará la base de ingresos para financiar los haberes de jubilados y pensionados. Sin embargo, enfatizó que se pondrá fin a la corrupción en la institución.

Recientemente, el Gobierno también llevó a cabo una auditoría en la secretaría de Comunicación, identificando un exceso de personal. En este contexto, se planea desafectar a aquellos que se consideran militantes kirchneristas o no cumplen con sus responsabilidades laborales, mientras que se retendrá a los empleados eficientes.

El PAMI, con aproximadamente 12 mil empleados para atender a seis millones de afiliados, mayoritariamente jubilados y pensionados, tiene un alcance nacional, con presencia en todas las provincias y los principales municipios del país.

  Feria del Libro: Massa y Milei estarán presentes

Este cambio significativo en la estructura del PAMI plantea interrogantes sobre el futuro de la influencia política en la obra social y su relación con movimientos como La Cámpora. ¿Será este el fin de una era?

La decisión también despierta debates sobre la eficiencia del gasto público y la necesidad de una gestión más transparente y orientada al bienestar de los afiliados. Los ciudadanos observan con atención estos movimientos, esperando que estas reformas se traduzcan en mejoras tangibles en la calidad y accesibilidad de los servicios de salud para los jubilados y pensionados, quienes tanto lo necesitan.

 

Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal