Pichetto sobre posible acuerdo de LLA y el PRO: “le daría una base parlamentaria un poco más alta, pero también le falta”

También resaltó que si bien comparte la visión de un estado "más chico" cree que es "muy peligroso" un estado "inexistente".
Por: #BorderPeriodismo

Ayer, el presidente del bloque Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichetto, pasó por Todo Noticias y realizó declaraciones sobre el contexto actual, en el marco del posible desembarco PRO en el gobierno de Javier Milei.

Pichetto opinó que Argentina “tiene una debilidad en el sistema de partidos”. “Hay más armados de coaliciones y esta (La Libertad Avanza) es una propuesta nueva, disruptiva, novedosa, que tiene fragilidades en el plano parlamentario”. Consideró que “es posible” un acuerdo con el PRO, partiendo de la base que “desde el propio proceso electoral (Mauricio) Macri y (Patricia) Bullrich respaldaron fuertemente la figura de Milei y le dieron una solidez a la propuesta electoral”. “No es extraño que pueda darse, le daría una base parlamentaria un poco más alta, pero también le falta”, opinó.

Si bien Pichetto coincide en la visión de “un Estado más chico y más eficaz”, y que “tiene que haber desregulaciones”, advirtió que “la inexistencia” del Estado que pregona Milei puede ser “muy peligroso” porque lo terminan abarcando “las mafias, los empresarios amigos que quieren hacer negocios, el narco…”.

Pichetto definió el “liderazgo” del presidente como “de coerción” y consideró que ese tipo de conducción “encierra una debilidad”. “Es importante un liderazgo persuasivo. Eso también convoca a la sociedad a acompañar al líder. La Argentina necesita ese tipo de liderazgo y diálogo, la construcción de un acuerdo, con gobernadores, fiscal, con el Congreso….”, planteó y remarcó que el jefe de Estado “debe mirar muy detenidamente los 144 votos que determinaron el triunfo en general de la ley”, puntualizó.

Sobre el fracaso de la Ley Ómnibus, puntualizó que le preocupaba mucho el capítulo referido a privatizaciones: “Si hubiese habido algo de flexibilidad, el Gobierno hubiera podido tener una mayoría importante, la ley hubiera salido y simbólicamente para el presidente hubiera sido muy valioso”.

“Había un listado grande de empresas que nosotros entendemos que había que excluir: YPF, Banco Nación, Arsat, activos fundamentales para la Argentina. Atucha tampoco se la puede dar a un privado, hay que tener un control estatal mayoritario”, explicó Pichetto.

Así mismo, consideró que “si se hubiera planteado que el Estado mandaba el listado de empresas, y después el envío de cada privatización al Congreso para su análisis, yo no hubiera visto ningún tipo de impedimento. Se hubiera dado un salto cualitativo, se hubiera avanzado”, detalló Pichetto.

También cuestionó “el ataque al Congreso y a algunos diputados” desde La Libertad Avanza y consideró que son factores que complican llegar a acuerdos. “El caso de la diputada de Córdoba (Alejandra Torres) que votó un inciso negativamente y su esposo pagó con el cargo (Osvaldo Giordano tuvo que renunciar a Anses)”.

“El Gobierno siempre supo que el problema estaba en los gobiernos provinciales. Siempre se lo informé que tienen que dialogar con los gobernadores de Santa Fe, Salta, Córdoba… Ahí hay un núcleo de diputados que tienen pertenencia con las provincias. Una convocatoria a un acuerdo fiscal hubiera sido un camino inteligente que hubiera flexibilizado el tratamiento particular”, señaló.

Pichetto también destacó que el ministro de Economía, Luis Caputo, se comunicó con los gobernadores, “pero tal vez hacía falta más”. “Haber dialogado no era una debilidad del presidente, es importante que más temprano que tarde lo haga. (…) No hay que despreciar lo público. No tengo desprecio por la política tampoco. Sin política no hay democracia. Hay que volver a empezar. El presidente tiene todavía un crédito muy importante”, manifestó Pichetto.

También se refirió a la posible visita del Papa Francisco a Argentina, en el marco de la reciente audiencia que mantuvo con el presidente Milei en el Vaticano. Pichetto espera que “la visita al Vaticano” de parte de Javier Milei le haya “servido”. “Estoy seguro que el Papa debe tener una mirada de cierta preocupación en orden a lo que él siempre sostuvo como algo negativo para el país: los enfrentamientos. Los enfrentamientos con los gobiernos provinciales y el Congreso tampoco son bien vistos por los inversores”, advirtió.

  Posse y Caputo irían a la comisión Bicameral para avanzar con el DNU
Suscribite a nuestro newsletter
* Recibirás emails de cada publicación semanal
Notas relacionadas
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Con tu suscripción al Newsletter de Border Periodismo recibirás emails de cada publicación semanal.
* Recibirás emails de cada publicación semanal